domingo, 21 de junio de 2015

17:19:00
MÉRIDA, Yucatán, 21 de junio.- Desde las nueve de la mañana, el patio central del Centro de Reinserción Social (Cereso) de Mérida se volvió sede de una emotiva convivencia mediante la cual, internos, sus hijos y esposas, así como demás familiares, celebraron el Día del Padre. 


Abrazos y sonrisas abundaron en los presentes este domingo especial, que no pasó desapercibido entre los muros del lugar pues fue un día de diversión en el que pudieron disfrutar de un certamen de canto, presentaciones de grupos musicales y concursos para niñas y niños.

En el gimnasio, los papás y sus hijos demostraron sus habilidades lanzando la pelota de baloncesto hacia la canasta, mientras que en el otro extremo de la cancha, los organizadores improvisaron una portería de fútbol para tiros penaltis y los que lograban acertar se hacían acreedores de puntos cambiables por diversos premios.

Además de las actividades deportivas, en el mismo lugar, se instalaron juegos de feria como las clásicas canicas y el futbolito, que presentó grandes encuentros entre las familias.

A un costado, como el principal evento del día, se realizó la segunda edición de “La voz penitenciaria”, en la que 17 internos demostraron sus dotes musicales con la interpretación de canciones de artistas y grupos reconocidos o de su propia autoría, lo cual les valió significativos aplausos.

Por un momento, los participantes se transformaron en el escenario en Marco Antonio Solís, Francisco Céspedes, José José, Pedro Infante, Pepe Aguilar, Vicente Fernández y Reyli Barba, o en los vocalistas de los grupos Río Roma, Banda MS y El Trono de México, entre otros.

Los participantes pusieron lo mejor de sí, ya que el jurado calificaba voz, entonación, proyección escénica y cuadratura musical.

Como una auténtica verbena familiar, papás y mamás, incluso abuelos y abuelas, jugaban con sus hijos en varios espacios del patio y los que disfrutaban del show musical aprovecharon la oportunidad para compartir algunas botanas, además de refrescos y paletas para mitigar el calor. 

Previo al concurso, el trío Itzimná entonó canciones clásicas de la trova yucateca, para después dar el escenario a la ganadora de la primera edición, quien interpretó dos temas a ritmo de salsa. Asimismo, se declamó la poesía “Padre, ¿dónde estás?”

Durante las actividades, el director del Cereso, Francisco Brito Herrera, convivió con los internos y sus hijos. (Boletín)