sábado, 23 de mayo de 2015

23:47:00
IRLANDA, 23 de mayo.- Este fin de semana, Irlanda aprobó con un 62% de los votos la legalización del matrimonio gay en un histórico referendo, convirtiéndose así en la primera nación del mundo que permite los matrimonios homosexuales a través de un voto popular.

Imagen: EPA / Aidan Crawley

Más del 60% de los 3,2 millones votantes registrados participaron en la consulta para introducir una enmienda constitucional en un país donde la homosexualidad era "ilegal" hasta 1993.

Al darse a conocer el resultado estallaron las celebraciones en el Castillo de Dublín donde miles de personas se habían congregado para festejar el histórico resultado.

Los partidiarios del "Sí" describieron la jornada como histórica para un país donde la homosexualidad fue apenas despenalizada en 1993.

Los políticos gay que encabezaron la campaña indicaron que el resultado marca un cambio generacional en un país que era socialmente conservador.

El ministro para la Igualdad, Aodhan O Rioridian dijo en Twitter: "Es un sí. Y una avalancha en todo Dublín. Y hoy me siento tan orgulloso de ser irlandés.

Previamente, muchos de los defensores del "No" felicitaron a los partidarios del "Sí" por su victoria.

Uno de sus más conspicuos defensores, David Quinn, al frente del Iona Institue, ha reconocido de antemano la derrota, elogiando al bando contrario: "Felicito a quienes han defendido el "sí" por un trabajo bien hecho".

De esta manera, el matrimonio entre parejas del mismo sexo será reconocido por el artículo 41 de la Carta Magna, lo que le concederá protección constitucional y lo equiparará al matrimonio convencional. (BBC Mundo / La Voz de Galicia / El Mundo)