sábado, 23 de mayo de 2015

15:21:00
Bajo Reserva Exprés / Periodistas de El Universal

 Sebastián Lerdo de Tejada, director del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), falleció la noche de este viernes a casusa de un infarto al miocardio.

En el equipo compacto del presidente Enrique Peña Nieto se recibió con mucha consternación la noticia de la muerte de Sebastián Lerdo de Tejada, porque apenas el lunes pasado se le vio sonriente y echado para delante en la residencia oficial de Los Pinos, nos dicen. No sólo eso, el Presidente mantenía toda su confianza en el ex legislador, quien además tenía la misma edad que él, 48 años, nos comentan. El golpe de la muerte del director del ISSSTE fue muy duro, no sólo en el ánimo del primer círculo presidencial sino también en todo el gabinete del Ejecutivo federal. A lo largo de su gestión, nos hacen ver, Lerdo de Tejada había logrado afianzar su amistad con el mandatario y con personajes como Luis Videgaray, secretario de Hacienda, y Aurelio Nuño, jefe de la Oficina de la Presidencia, al tiempo de mantener encarriladas las relaciones con la burocracia federal. Don Luis fue el primero en dar anoche el pésame a la familia, en la red social Twitter, y luego siguieron muchos de sus compañeros de gabinete.

Ivonne, una baja sensible en el PRI



Tuvo que bajarse del avión para hacer una escala en el hospital, sin que pasara a mayores. La secretaria general del PRI, Ivonne Ortega, hizo una pausa en las campañas electorales para una intervención en una hernia de disco en la columna vertebral, nos informan. Es una pausa sensible en el tramo final de la etapa de proselitismo, porque ella había asumido un papel muy importante de apoyo a sus compañeros. Aparentemente, doña Ivonne podría regresar pronto al sube y baja electoral, antes del 7 de junio. Ganas, nos comentan, no le faltan a la ex gobernadora de Yucatán, pero no es nada seguro. Hoy todo depende de las recomendaciones de su médico.

Parte de guerra electoral de Michoacán

La guerra electoral en Michoacán entró en una fase de acusaciones pero también de supuestos brincos entre los contendientes que encabezan las preferencias. En el equipo del aspirante perredista, Silvano Aureoles, presumen que algunos liderazgos del PVEM le dieron la espalda a la alianza con el PRI y a su candidato a gobernador, Ascensión Orihuela Bárcenas. Nos dicen que, a unos días de las elecciones en la entidad, algunos verdes cambiaron de bando y de cachucha. Todo, claro, en privado y en el más completo sigilo, nos explican. En el otro lado de la arena, los priístas celebran que don Chon alcanzó a don Silvano en las preferencias y que van por el triunfo.

Se aguó la fiesta en la UNAM

Por final de semestre, estudiantes de la UNAM convocaron por redes sociales “a toda la comunidad universitaria a una reunión pacífica con la finalidad de sacar el estrés”. El lugar: Las Islas. Ante tal situación, la Rectoría de la Universidad, bajo la batuta del doctor José Narro, pidió a los directores de facultades e institutos concluir actividades antes de las siete de la noche, como medida preventiva, nos comentan. Sin embargo una fuerte lluvia que cayó en el sur de la ciudad de México frustró la celebración multitudinaria en la que se advertía correrían algunas bebidas espirituosas.

No pagan estados a fuerzas federales


No solamente ha pasado en Acapulco, donde el gobierno del estado, a cargo de Rogelio Ortega, dejó de pagar el hospedaje de los policías federales que participan del operativo de seguridad en el puerto turístico; ha ocurrido en otras entidades que tienen presencia de fuerzas federales. Nos aseguran que varios gobiernos estatales que solicitaron ayuda a la Federación, no han cubierto los gastos de miles de elementos del Ejército y de la Armada que se encuentran desplegados en tareas de seguridad pública. Muchos marinos llevan hasta 11 meses sin recibir presupuesto para los gastos de operación y en esas condiciones tienen que enfrentar a los criminales, nos comentan.