lunes, 13 de abril de 2015

12:33:00
MÉRIDA, Yucatán, 13 de abril.- Para cerrar la primera semana de actividades del candidato a la alcaldía de Mérida, Carlos Carvajal Borges, visitó a los vecinos del fraccionamiento Juan Pablo II quienes lo recibieron en el parque “El papa” en donde pasaron una tarde de diversión y mensajes del candidato.


En su intervención, Carvajal Borges, dijo a los presentes que su prioridad es alentar la participación ciudadana, que tiene 30 años en el servicio público y es por eso que decidió que era el momento de hacer algo más por la gente que más lo necesita, que ha sido olvidada y que sólo es utilizada en tiempos electorales.

zRecordó que el PRD quiere decidir lo mejor por la comunidad y que las propuestas que tiene, sólo serán posibles con la participación de los ciudadanos, hizo mención de que las grandes luchas comenzaron y se ganaron con la participación de la gente de la clase trabajadora, gente como él y como todos los presentes.

“Mi mayor llamado es que ustedes demuestren que tienen la madurez cívica para decidir quién tiene que gobernar”, concluyó.

En el evento al que asistieron cientos de personas, también estuvo presente, el Profesor Ariel Aviles Marín quien con palabras directas se dirigió a los presentes y les hizo recordar sucesos desafortunados por parte de quienes han gobernado la ciudad.

Mencionó que se han hecho obras suntuarias para el norte de la ciudad, que no se necesitaban, habiendo tanta gente con verdaderas necesidades que lucha por tener una mejor vida, también dijo que se han creado mentiras como los afores que después de muchos años de trabajo, al trabajador sólo se le entrega unos cuantos pesos, hizo énfasis en los gastos millonarios que resultan una verdadera ofensa para los Mexicanos.

Cerró su discurso diciendo que el PRD es un partido incluyente y pidió a los presentes, que razonen su voto para tener verdaderamente una Mérida diferente, un Mérida sin mentiras.

El ambiente festivo continúo, con la participación de un grupo musical que hizo bailar a chicos y grandes en una fiesta que unió a la gente que realmente quiere un cambio. (Boletín)