sábado, 7 de febrero de 2015

22:35:00
CIUDAD DE MÉXICO, 7 de febrero.- El conocimiento de la naturaleza sobresale en el trabajo del artista plástico Luis Moro (Segovia, 1969), quien exhibe su evolución en la representación del mundo animal y su delicado equilibrio en el planeta, en la serie "La cuenta atrás", en la que se encuentran pinturas realizadas entre 1991 y 2014. La publicación contiene 97 de sus obras, acompañadas de textos que invitan al lector a sumergirse en las formas orgánicas y composiciones creadas por el artista.


En la presentación del artista se encontraba Fernando Gálvez de Aguinaga, quien declaró “Casi diario un ave, un felino, una criatura marina o terrestre aparece en mi pantalla como signo inequívoco de lo que Luis Moro sentencia con el título de su serie: estamos en la cuenta regresiva, hemos situado de tal forma las cosas que vamos eliminando animales, especies arbóreas, ecosistemas enteros. Pareciera que los humanos somos un diluvio maldito, un castigo para el planeta y los zoológicos se vuelven verdaderas “Arcas de Noé” enrejadas, donde podemos ver la última pareja de determinados gorilas o zorros”.


“Luis Moro lleva muchos años trabajando temas zoológicos y entomológicos en su arte, se trata de una manera de registrar los prodigios del mundo, las maravillas que nos rodean, el jardín paradisiaco que nos fue otorgado. Cuando llegó de visita a  México le dijeron que tenía que visitar Oaxaca, conocer su arte y que ahí encontraría un imaginario empático a su obra. Efectivamente, artistas como el maestro Francisco Toledo han hecho del territorio de la pintura, la gráfica y la escultura un universo en que los animales conviven con los hombres o los personajes adoptan formas animales como metáforas de su ser verdadero, de su personalidad, pues no es lo mismo ser muy trucha que muy mono”.

Luis Moro es un artista que descubrió la naturaleza a edad muy temprana, percatándose del inmenso mundo que, criaturas tan pequeñas como los insectos pueden significar, así ha desarrollado su trabajo desde los años ochenta, sin embargo, fue en 1991 cuando comenzó su proyección internacional al presentar su trabajo en diversas exposiciones y proyectos.

La trayectoria de este artista plástico es vasta, pues en su haber se encuentran numerosas exposiciones individuales y colectivas en países como México, España, Alemania, Italia, Cuba, Corea y  Canadá, entre otros y ha sido ganador de múltiples premios y becas como la que recibió en 2012 por parte del Conaculta. Su obra forma parte de colecciones públicas y privadas, así como de museos en diversas ciudades en el mundo.

México ha ocupado un papel importante para  Moro en su universo creativo, pues la fauna del país inspiró varias de sus series: Papaloapan dedicada a la mariposa Monarca, como símbolo de transformación y Xoloitzcuintle, perro azteca de mucho arraigo y relevancia en la cultura mexicana. Luis Moro ha realizado más de 40 exposiciones individuales en galerías y museos de Francia, Alemania, Canadá, Italia, Bélgica, España, Corea, Estados Unidos y México.

La exposición se presentará a partir del  sábado 31 de enero en el Museo de Historia de Tlalpan, Plaza de la Constitución 10, Centro Histórico de Tlalpan, México DF. Estará abierta al público hasta el 28 de febrero, de martes a domingo, de 10 a 18 horas.