domingo, 22 de febrero de 2015

18:52:00
MADRID, España, 22 de febrero.- Si alguien busca en internet la expresión «anuario de gato con láser» en inglés (laser cat yearbook photo) encontrará maás de nueve millones de referencias, casi todas ellas relativas a una fotografía, la de Draven Rodriguez. En ella un joven posa junto a un gato con luces de láser como fondo, en una inusual fotografía de anuario.

Rodríguez posó de esta forma para llamar la atención y no dejar para la posteridad la típica e insulsa fotografía de anuario con la que los adolescentes de Estados Unidos reflejan su paso por el instituto. Sin embargo, los responsables de su colegio se negaron inicialmente. Pero una petición online (Get my Photo into the Yearbook) y la presión de las redes sociales facilitó que su centro escolar acabara aceptando la imagen.


El caso circuló por todo su país y llegó hasta los programas de Jimmy Fallon y Ellen Degeneres. Su instituto acabó entrando al juego e incluso la directora del centro posó en otra fotografía similar junto a Draven, con su chihuahua.


El pasado jueves, el joven Draven, que se había convertido en una pequeña celebridad gracias a la imagen junto a su gato Mr Bigglesworth, puso fin a su vida en su casa de Nueva York, contaron sus padres a la prensa local, sin dar más detalles. Tenía 17 años de edad.

Su imagen, tomada por el fotógrafo Vincent Giordano, fue objeto de numerosas versiones en toda la red, sirvió para que el propio Draven vendiera camisetas, pero también para un fin benéfico: la fotografía tomada junto a la directora de su escuela fue incluida en el anuario que edita la Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad Animal para recaudar fondos de ayuda a los animales que, como el gato de Draven y el perro de la directora, son cada año rescatados de la calle. 

Sobreviven a Draven su madre, Melissa Petersen-Stewart, su hermana de 11 años, Lily Stewart, su padre, Eric Rodriguez, y su padrastro, Jonathan Stewart. (abc.es / Daily Mail)