sábado, 13 de diciembre de 2014

13:19:00
LOS ANGELES, Estados Unidos, 13 de diciembre.- Una nueva aplicación para teléfonos celulares, con financiación federal, permite a las personas a quienes se les ha ido la mano con la bebida darse cuenta de cuán ebrios están… a fin de que pidan que los lleven a destino en vez de manejar.

El usuario ingresa los datos: sexo, altura, peso y número de tragos consumidos para calcular su nivel de alcohol en la sangre. También puede probar dos juegos interactivos para determinar su tiempo de reacción y capacidad cognitiva.





Y la aplicación usa tecnología de GPS para llamar a taxis y a números previamente anotados de posibles conductores alternos.

La aplicación, llamada ENDUI, fue presentada el jueves por funcionarios del Gobierno y la Policía en Maryland.

Financiada por fondos federales reservados para prevenir la conducción automovilística en estado de ebriedad, la aplicación es una de varias en algunos estados, aunque la de Maryland es la más elaborada.

“Es única”, afirmó Kara Macek, portavoz de la Asociación de Gobernadores de Seguridad en la Carretera, que financió la aplicación, la cual fue desarrollada por la Oficina de Seguridad en la Carretera, de Maryland, por unos 50 mil dólares.

“Creo que los estados empiezan a seguir este camino porque tratan de llegar a los consumidores donde están y donde pasan su tiempo, y todos pasan mucho tiempo con su teléfono”, explicó Macek. “Creo que vamos a ver más de esto”.




Otros estados con aplicaciones similares son Nueva York, Nuevo México, Colorado y California, que lanzó su versión hace dos semanas.

Al igual que en los otros estados, la aplicación de Maryland se puede cargar gratuitamente en Android e iPhone.

Uno de los juegos requiere apretar un botón rojo de “freno” cuando pasa la imagen de un peatón frente a un automóvil o cuando aparece la señal de “Pare”. La aplicación determina la velocidad de reacción y el tiempo que el vehículo hubiera necesitado para evitar la embestida o la infracción.

Tom Gianni, director de la Oficina de Seguridad en la Carretera de Maryland, dijo que el juego comunica al usuario “mira lo que puede ocurrir; imagina si estás al volante”. (Contraparte)