jueves, 25 de diciembre de 2014

22:33:00

Es guapo, joven y exitoso. Y está enamorado. A sus 34 años, ha decidido "dejar el trabajo más importante de su vida", ser chef personal de Obama, para trasladare de Washington a Nueva York a vivir con su esposa, Alex Wagner, de 37 años, famosa conductora de la cadena de televisión MSNBC, con la cual se casó a finales de agosto.


Sam Kass y Alex Wagner se conocieron precisamente en la Casa Blanca, en una fiesta, después de la cena organizada para la Asociación de Corresponsales.



Kass no es un cocinero cualquiera. Es el diseñador del huerto orgánico de Michelle Obama. Y es la mente de la campaña contra la obesidad infantil "Let's move", la huella más importante de la primera dama durante los seis años de  presidencia de su marido.


Encuentros, comerciales, demostraciones, entrevistas: para luchar contra los malos hábitos alimenticios de los estadounidenses, Sam y Michelle se han presentado en una miríada  de eventos públicos, principalmente en la Casa Blanca.


No han sido pocas las presentaciones televisivas para difundir la filosofía saludable de Kass.


Conferencias informales para multiplicar la imagen de una alimentación atenta más a la sustancia que a la etiqueta (AP)


Sam Kass, quien creció en Hyde Park (Illinois), es un viejo amigo de Obama. Empezó trabajando en Europa y en México. Luego se convirtió en chef a domicilio, fundó la "Inevitable table" y comenzó a laborar para Obama y Michelle en 2005, cuando todavía estaban en Chicago. Cuatro años más tarde, Kass llegó como chef personal de la familia presidencial a la Casa Blanca, donde ha cocinado para Obama 5 de cada 7 noches en todos estos años. Y a menudo acompañaba a la familia en vacaciones, compartiendo con Obama hasta el campo de golf.


El tiempo para la esfera personal ha sido poco, pero el avance rapidísimo.


Hasta que se enamoró de la presentadora de televisión Alex Wagner, cuya madre es de Birmania y su padre de Iowa. Ella, nacida en Washington, ha trabajado para AOL News y el Huffington Post, ahora para MSNBC.

En entrevistas en las últimas horas (saludará a los Obama en fin de año), Kass bromea sobre su futuro y dijo que el principal de sus actuales proyectos es convertirse en el chef de Wagner, pues, "cuando uno se casa, las prioridades cambian".


En cuanto a la familia Obama (aquí en la boda de Sam y Wagner, en agosto pasado), permanecerá en la Casa Blanca sólo dos años más, mientras que es posible que el chef emprendedor reorganice sus intereses a largo plazo. (Repubblica)