viernes, 7 de noviembre de 2014

22:33:00
CIUDAD DE MÉXICO, 7 de noviembre.- En el minuto 45 del video de la conferencia de prensa de hoy, ante una pregunta de Eric Martin, de la Agencia Bloomberg, el Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, afirmó que (el sistema de justicia en México necesita ajustarse;) "tan lo necesita que lo estamos haciendo, estamos en el período de cambio. Es evidente que se necesita y es evidente que se necesitan cambiar muchísimas cosas; es clarísimo. Sólo que cambiar este tipo de cosas en un país, para hacerlo bien, con seriedad, requiere de tiempo, de constancia y dedicación. En poco tiempo le enseñaré lo que estamos haciendo en la Procuraduría para ese efecto y lo que están haciendo las demás dependencias para lo mismo. Vamos a cambiar el sistema. Me dice usted 'qué piensa la sociedad'. Yo soy parte de la sociedad. Y estoy verdaderamente indignado. Triste. Supongo que así está la sociedad mexicana". 

Enlace a nota con el video.

El Procurador general de la República dio la conferencia de prensa a la que convocó a diversos medios a los que presentó declaraciones grabadas en video de policías y miembros del cártel local Guerreros Unidos, narrando la manera en la que se deshicieron de los cuerpos de “más de cuarenta personas“, todos ellos presuntamente estudiantes entregados por las policías municipales de Iguala y Cocula a integrantes del crimen organizado, quienes en un basurero ubicado en una zona alejada de Cocula los asesinaron e incineraron. Las víctimas (sólo varones) fueron agredidas en Iguala, y la orden de detenerlos provino, según lo expuesto por el Procurador, del ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca.

Murillo Karam detalló que las investigaciones llevaron a la ubicación primero de Patricio Reyes Landa, lo que llevó también a la detención de Jonathan Osorio Gómez y Agustín García Reyes, quienes afirmaron haber recibido a “un número indeterminado de personas que pudieron ser más de 40”, a quienes privaron de la vida y posteriormente los quemaron. Murillo Karam considera que al menos otras diez personas, mencionadas por sus apodos, están involucradas y se les aprehenderá.

De acuerdo a los testimonios de dos de los detenidos, las víctimas fueron trasladadas a un basurero en Cocula en una camioneta, algunos llegaron sin vida o inconscientes y fueron tirados en una barranca en forma de cráter (el basurero), en donde fueron apilados como leña y posteriormente fueron incinerados con gasolina, diesel, botellas de plástico y llantas a las que se les colocaba leña en su interior.

Se informó que pese a que fueron aproximadamente 15 horas de  incendio, “no hubo ningún reporte de fuego en la zona, ya que ésta se encuentra muy lejos de la población”.

Los detenidos declararon haber recibido la orden de quemar a las personas, fracturar los huesos calcinados y arrojar los restos y las cenizas a un río cercano a Iguala, donde peritos de la PGR y expertos forenses de Argentina encontraron una bolsa cerrada con restos humanos, cuya identificación es casi imposible, debido al nivel de carbonización en la que fueron encontrados.

Las declaraciones de los criminales (que coinciden con lo que días antes el padre Alejandro Solalinde hubiera señalado ante la propia PGR y familiares de los estudiantes asesinados --pero sin datos concretos, precisó Murillo Karam. Solalinde no reveló las fuentes) afirman que la hoguera humana comenzó alrededor de la medianoche y duró hasta las 14:00 ó 15 horas del día siguiente, para lo cual se montó una guardia que mantuvo vivo el fuego.

Según las declaraciones, los restos fueron colocados en ocho bolsas negras y posteriormente arrojadas al río San Juan. Dos las tiraron enteras y las otras las vaciaron.

Murillo Karam afirmó que los restos estaban tan quemados que es difícil encontrar ADN que permita la plena identificación de las personas, por lo que se harán estudios mitocondriales en laboratorios de la Universidad de Innsbruck, Austria. Señaló que se preguntó a instituciones de Alemania y España y hubo quienes se negaron ante el grado de calcinación de los restos.

Pese a las declaraciones de los detenidos y a las evidencias encontradas, la dependencia informó que los normalistas siguen siendo considerados como desaparecidos y rechazó que estos avances sean conclusiones, ya que “la investigación sigue abierta”.

En la conferencia de prensa, la dependencia mostró videos de las declaraciones de los detenidos donde narran la forma como ejecutaron a las víctimas, así como a los peritos forenses realizando tareas de investigación e identificación de los restos y la reconstrucción de hechos.

Murillo Karam destacó que en las labores de investigación y búsqueda de los estudiantes normalistas por el Gobierno Federal han participado 10 mil elementos entre policías, soldados, marinos e investigadores, que han estado en la búsqueda de las pistas.

Agregó que los detenidos afirmaron haber quemado no sólo los cuerpos de las víctimas sino la ropa que éstos portaban y también la de la gente que participó en los hechos.

Al preguntarle sobre alguna investigación contra el gobernador con licencia de Guerrero, Ángel Aguirre, el procurador afirmó que si es necesario para las indagatorias, se le llamará para que declare.

Negó tener información sobre lo que en Guerrero es un hecho de todos conocido, la relación sentimental que durante años sostuvo Ángel Aguirre Rivero con María de los Ángeles Pineda Villa, esposa del ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca, y hermana de 2 conocidos ex operadores de los Beltrán Leyva, ahora ejecutados.

Reiteró que peritos mexicanos y argentinos continúan trabando en la identificación de los restos óseos y agregó que en la investigación hay 74 detenidos, 10 u 11 órdenes de aprehensión por cumplimentar, además de asegurar armas de grueso calibre, de 50 mm, 53 mil cartuchos, lo que muestra la alta peligrosidad del grupo delictivo Guerreros Unidos.

“Han sido 33 días muy difíciles y dolorosos, sobre todo para quienes no saben el paradero de sus hijos”, señaló.

Después el funcionario quiso finalizar la conferencia con una frase que de inmediato se hizo trending topic, “ya me cansé”, aunque aceptó una pregunta más y terminó. (Presidencia / almomento.mx)