jueves, 16 de octubre de 2014

23:09:00
PRISTINA, Kosovo, 16 de octubre.- Erion Zena, de 8 años, llevaba más de cinco meses en Siria hasta que, esta semana, los servicios de inteligencia de Kosovo lograron rescatarlo.

Su padre, yihadista, viajó a Siria para combatir en las filas de Estado Islámico y se llevó al niño con él, sin el consentimiento de su madre.

Zena pudo reunirse por fin con su madre el miércoles.


El primer ministro de Kosovo, Hashim Thaci, explicó que la agencia de inteligencia del país encontró y rescató al niño con ayuda de la inteligencia turca.


Fue una operación "complicada y peligrosa", dijo Thaci en un comunicado.

Se estima que cerca de 200 kosovares se han unido a grupos islamistas en Irak y Siria.

La madre del niño, Pranvera Zena, pidió públicamente la vuelta de su hijo cuando el padre se lo llevó en junio.

También abrió una página en Facebook y apareció en la televisión en Kosovo y Albania.

Thaci no dio más detalles de la operación de rescate, autorizada por el presidente del país, Atifete Jahjaga.

Conversación telefónica

Mientras Zena estaba en Siria, aparecieron fotografías en las redes sociales en las que el niño aparecía levantando el dedo índice (la señal de Estado Islámico), o revolcándose con otros niños cerca de la bandera negra con letras blancas del grupo extremista.

El padre del niño, Arben, le dijo a la madre que se lo llevaba de excursión a las montañas de Kosovo.

Pero cruzó la frontera con Erion hacia Albania y luego volaron desde la capital, Tirana, hacia Turquía, desde donde llegaron hasta Siria.


El primo de Zena, Suad Sadullahi, le dijo a la BBC la pasada semana que la familia sólo tuvo contacto esporádico con el niño desde entonces.

El 15 de julio recibieron un mensaje de texto desde Siria que decía que el niño se encontraba bien.

Sadullahi llamó al número y respondió un hombre que hablaba albanés, de forma muy agresiva.

Sadullahi le convenció para poder hablar con Zena.

"Le pregunté a Erion, dónde estás, dónde está tu padre… Y dijo, mi padre está en un campo de entrenamiento, y estoy muy lejos. Le pasé el teléfono a la madre y ella habló con él durante un tiempo hasta que la línea se cortó".

"Como en un sueño"

Tras reunirse con su hijo en el aeropuerto de Pristina (Kosovo), Pranvera Zena le dijo a la agencia The Associated Press que se sentía "como en un sueño".

"Me siento como que me estoy despertando y tengo miedo de que él todavía no esté".

Zena abrazó a su hijo, sentado en su regazo, y le mostró sus soldados y su tanque de juguete.

La mayoría de los kosovares (etnia predominante en Albania) son musulmanes.

Sólo una parte muy pequeña ha abrazado la ideología yihadista.
El territorio, que declaró su independencia de Serbia en 2008, tiene una población de cerca de 1.8 millones.

La guerra civil en Siria ha atraído a centenares de yihadistas de países europeos, incluido Reino Unido, Francia y Bélgica. (bbc.co.uk)