jueves, 16 de octubre de 2014

octubre 16, 2014
Ermilo Castilla Roche

Una prueba mas, de las amenazas y agresiones que he recibido de la Familia Ponce Díaz.

Foto: Por Esto!

A continuación reproduzco la nota periodista publicada el día de hoy, 16 de octubre, en el periódico Por Esto! y en donde se relatan parte de las amenazas y agresiones que recibí el día de ayer durante la Audiencia que se llevo a cabo en el Juzgado Tercero de Oralidad Familiar del Poder Judicial del Estado de Yucatán, por la demanda de Divorcio sin Causal, interpuesta por Margarita del Pilar Ponce Díaz en contra de un servidor. A pesar de todas las amenazas y agresiones que recibí el día de ayer en las propias premisas del Poder Judicial del Estado por la familia Ponce Díaz, la audiencia pasó de ser pública a privada y continuó hasta su término, sentenciando la jueza la terminación del vinculo matrimonial. Sin embargo no fue aceptado por Margarita Ponce Díaz, su familia y sus abogados, el Régimen de Convivencia equitativo que propuse para con mis hijos menores de edad Genaro y Regina Castilla Ponce, por ende de conformidad con la ley quedó pendiente de ser resuelto por la Jueza en una audiencia posterior, mientras tanto sólo podré verlos los sábados de 10:00 a.m. a 1:00 p.m., si es que no continúan presentando ‘justificantes' médicos falsos, como lo han hecho hasta ahora, para evitar que pueda ver a Genaro y Regina.

Periódico 'Por Esto’. Octubre 16, 2014.

Vergonzoso espectáculo en el Juzgado Familiar.

Roberto Ponce Díaz fue arrestado por propinarle una golpiza a su ex cuñado Ermilo Castilla Roche.

También lo agredió verbalmente y lo amenazó durante la audiencia de demanda de divorcio, interpuesta por Margarita del Pilar Ponce Díaz.

“Nunca había visto tanta prepotencia y agresividad”, expresan testigos.

Roberto Ponce Díaz le propinó ayer una golpiza a su ex cuñado Ermilo Javier Castilla Roche en pleno Juzgado de Oralidad Familiar, por lo que fue arrestado por elementos de la SSP.

Los hechos ocurrieron durante un receso del juicio para finiquitar su divorcio con Margarita del Pilar Ponce Díaz.

(Roberto) Ponce Díaz y Castilla Roche se encontraron a las afueras del baño de los juzgados, donde después de agresiones verbales y amenazas de muerte, Ponce Díaz le propinó varios golpes en la nuca y en el rostro a Castilla Roche.

De acuerdo con la denuncia 1270/2014 levantada en la Agencia Mixta Núm. 3 por Ermilo Castilla Roche, éste acudió ayer por la mañana al Juzgado Tercero de Oralidad Familiar del Poder Judicial del Estado, ya que tenía una audiencia de demanda de divorcio interpuesta por Margarita del Pilar Ponce Díaz.

- Cuando llegué a la explanada del juzgado había unos 10 empleados de Bepensa (Personal); ninguno de ellos cruzó palabra conmigo, pero sí me intimidaron en todo momento al mostrarme que tenían cangureras cruzadas donde portan sus armas. Yo les tomé una foto con mi teléfono celular. Al llegar a la sala, me percato de que estaba ya llena con familiares, empleados y abogados de la familia Ponce Díaz, entre estas personas se encontraban Juan Manuel y Roberto Ponce Díaz, Fernando Francisco Javier Ponce García, María Margarita Díaz Rubio, José Rafael Menéndez Medina, Valentina Goff Ailloud, Alan Molina Álvarez y Francisco Calero Rosado, ex director de la Policía Municipal de Mérida y ahora empleado de seguridad de la familia Ponce Díaz (y encargado de la 'seguridad personal’ de Margarita del Pilar Ponce Diaz)

- Al entrar a la sala de juicios me enfrenta Francisco Calero, me arrebata de las manos mi celular y me dice: “No creas que vas a seguir publicando en las redes sociales las fotos que tomas de mis agentes”; seguidamente guardó mi celular en su pantalón y me señaló con el dedo, al tiempo que me decía: “Pendejo, no sabes con quién te estás metiendo; no creas que va a haber juegos conmigo; te vamos a partir la madre, y no nos vamos a detener hasta arruinarte y encarcelarte”.

- En ese momento, mi hija Margarita del Pilar Castilla Ponce interviene y le dice que por favor le entregue mi celular, pero Calero Rosado le respondió que no le iba a entregar nada.

- Quiero hacer hincapié que cerca de nosotros estaban dos elementos de la Secretaria de Seguridad Pública, los cuales se percataron de todo el altercado sin que intervinieran; mi abogado y yo les pedimos que le exigieran a Calero que me devolviera mi teléfono, pero no hicieron nada y en eso se retiró Calero Rosado.

- Al entrar a la sala en ese momento me encara Roberto Ponce Díaz y me dice, “Te vamos a romper la madre”, y me reta a que salgamos de los juzgados para que nos agarráramos a golpes, amenaza de la que no hice caso y me replegué hacia la pared, lo que aprovechó Roberto Ponce para acercarse a mí y empujarme con su cuerpo, al tiempo que me decía otra vez: “Te vamos a partir la madre, no nos vamos a detener hasta arruinarte”.

- Mi hija Margarita le dijo a su tío Roberto que estaba actuando como un niño; acto seguido, Roberto le preguntó a los auxiliares de mi abogado que quiénes eran, que si eran también mis abogados y dijo: “Qué lástima que tengan que defender a gente fracasada y no estén colaborado con gente exitosa como nosotros”, a lo que mis abogados le contestaron “que toda persona tiene derecho a defenderse”, por lo que los amenazó diciendo que “personalmente se iba a encargar de (acabar con) sus carreras profesionales”.

- En ese momento el secretario nos pide que continuáramos con la audiencia, desahogándose todas las formalidades alrededor de las13:20 horas.

- Es cuando nos informa que habría un receso de 10 minutos, por lo que aprovecho para bajar a la primera planta del edificio junto con mis abogados y voy a los sanitarios; al salir de ahí, Roberto Ponce Díaz empezó a amenazar a Nuria, una de mis abogadas, y también a mi abogado, a quienes les dice que se encargará de arruinarles sus carreras; al hacerse a un lado mi abogado, Roberto Ponce Díaz me dice de nuevo que salga a la calle para que me rompa la madre y con la mano derecha me empieza a golpear en la nuca como 7 veces y con el puño cerrado me golpea en el ojo derecho lesionándome; yo no contesté la agresión, por lo que subí a informar lo sucedido al secretario del juzgado, quien giró instrucciones a un policía de la SSP asignado al lugar para que pasara el reporte del incidente y juntos bajamos y señalé a mi agresor que estaba a mitad de las escaleras. En eso llegó también Juan Manuel Ponce Díaz, quien le dijo a Roberto que dijera que yo me autoagredí; en ese momento un grupo de personas que se encontraban allí le dijeron al policía que Roberto era el que me había agredido y que estaban indignados de la prepotencia y mentiras de esa persona. De hecho, dos de esas personas se ofrecieron como testigos de los hechos ocurridos, a lo que Manuel Ponce Díaz les dijo a estas personas: “tengan mucho cuidado, porque no saben con quién se están metiendo” y uno de ellos le contestó: “A mí no me amenazas, yo acudo todos los días a este juzgado y nunca había visto tanto prepotencia y agresividad”. Entonces los policías procedieron a detener a Roberto Ponce Díaz y lo metieron a un cuarto. 

- El abogado José Rafael Menéndez Medina, quien se ostentó como apoderado del señor Fernando Francisco Javier Ponce García, interrumpe la labor de los policías diciéndoles que no podían detener a Roberto porque es hijo del empresario Fernando Francisco Javier Ponce García; “es más, ahorita voy a hablar con sus superiores, para que lo suelten”, añadió.

- A raíz de estos hechos, la audiencia se retrasó 50 minutos y el secretario acordó que ya no sería pública y pidió que se retiraran todas las personas.

Al final el juez decretó disuelto el vínculo matrimonial entre Castilla Roche y Ponce Díaz”.

El agredido Castilla Roche se trasladó luego a la Fiscalía General del Estado para interponer la denuncia correspondiente. (Carlos Navarrete Quintal)

Actualización:

El sábado 18 de octubre de 2014, Por Esto! Publicó las siguientes notas:

Comparece testigo de los vergonzosos hechos ocurridos en el Juzgado de Oralidad Familiar

“Es la primera vez que comparezco ante una Autoridad Ministerial como testigo, y en relación a los hechos que se investigan en esta carpeta de investigación manifiesto, que apenas el día de ayer conocí al señor ERMILO JAVIER CASTILLA ROCHE, y no me une parentesco alguno con el y en relación a los hechos que motivan la presente carpeta de investigación, sé lo siguiente:

“Siendo aproximadamente las 13:00 trece horas con treinta minutos del día 15 quince de Octubre del año en curso, me encontraba en el Recinto de los Juzgados Civiles, Mercantiles y Familiares del Primer Departamento Judicial del Estado, realizando diversos trámites, pero en esos momentos me encontraba en la parte baja, cerca del área en donde se ubica la central de Actuaría, hablando con un licenciado de apellido Tilán que igualmente trabaja en el Recinto, cuando escuché un sonido muy fuerte, por lo que al voltear a ver hacia donde había escuchado el sonido, pude notar que una persona del sexo masculino, de estatura muy alta, de complexión delgada, y tez morena clara, quien vestía una camisa oscura de manga corta, se encontraba golpeando con la mano abierta en la cabeza a otra persona del sexo masculino, quien posteriormente supe que se llama ERMILO JAVIER CASTILLA ROCHE, y luego le dio un puñetazo en el ojo derecho, por lo que al ver esto decidí acudir hasta donde se encuentra la central de vigilancia de los juzgados, que igualmente se encuentra en la planta baja, y le informé a un elemento de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, quien al principio no sabía que hacer y luego me dijo que subiéramos las escaleras para encontrarlo, siendo que cuando subíamos por las escaleras es que pude ver al sujeto que había agredido a ERMILO CASTILLA, y luego el policía comenzó a hablar con él, y también se acercó ERMILO CASTILLA, pero el otro sujeto comenzó a decir que él no (le) había pegado a nadie y que ERMILO se había pegado él mismo, pero uno de los policías me preguntó si ese sujeto, quien ahora sé que responde al nombre de ROBERTO PONCE DIAZ, había golpeado a ERMILO CASTILLO y que si podía señalarlo, por lo que le dije que así era, y lo señalé, al igual que ERMILO CASTILO, por lo que los policías lo llevaron hacia la central de vigilancia”.

En el acta se consigna que:

“En la ciudad de Mérida, Yucatán, México, siendo las 13:00 horas del día de hoy 16 de dieciséis de octubre del año 2014 dos mil catorce, ante la Licenciada en Derecho ERIKA ROSINA GUTIERREZ MENDEZ, Fiscal Investigador en turno del Ministerio Público, comparece la ciudadana LETICIA GUADALUPE PAVON PECH, quien se identifica en este acto con su credencial para votar con fotografía, marcada con la clave de elector PVPCLT68120531M100 expedida por el Instituto Federal Electoral a su nombre.

Denuncia a Calero Reyes por robo

El empresario Ermilo Javier Castilla Roche puso su demanda en la Trigésima Quinta Agencia Investigadora del Ministerio Público, con sede en la colonia Cordemex, contra el ex director de la Policía de Mérida

“Pendejo, no sabes con quién te estás metiendo, no creas que va a haber juegos conmigo, te vamos a partir la madre y no nos vamos a detener hasta arruinarte y encarcelarte”, sentenció el ex director de la Policía Municipal de Mérida, Francisco Calero Reyes, al empresario Ermilo Javier Castilla Roche, momentos después de arrebatarle su teléfono celular, con el que momentos antes le había tomado unas fotografías al grupo que lo estaba intimidando.

Ayer por la tarde, ante la titular de la Trigésima Quinta Agencia Investigadora del Ministerio Público, con sede en la colonia Cordemex, licenciada Elizabeth Canto Ortiz, compareció Castilla Roche para presentar una denuncia por hechos posiblemente delictuosos contra quienes resulten responsables en la presente indagatoria.

La denuncia quedó asentada en la carpeta de investigación registrada con el número P3-1133/2014, en la que señaló ser natural de México, Distrito Federal, y vecino de Mérida, en Casco Hacienda Dzotzil Norte, soltero, economista y de 48 años de edad.

En los hechos, en que se basa la denuncia, expone que el pasado 15 de los corrientes, alrededor de las 10:50 horas, entró a la explanada que forma parte de los Juzgados del Poder Judicial del Estado, en virtud de que tenía programada una audiencia de la demanda de divorcio sin causal interpuesta por la ciudadana Margarita del Pilar Ponce Díaz.

La audiencia se celebraría en el Juzgado Tercero de Oralidad Familiar, y es el caso que en la explanada del edificio observó a unas 10 personas que reconoció como empleadas de la empresa Bepensa Personal “BEPERSONAL”, y algunas de ellas portaban armas de fuego, que aunque al principio no le dirigieron palabras sí lo intimidaban al mostrarle y señalarle que tenían las cangureras con las referidas armas.

Agrega en la acusación que anteriormente ya fue objeto de amenazas de muerte, por lo que les tomó unas fotos con su teléfono celular marca Iphone con número 9993-22-91-89.

Seguidamente ingresó al edificio y llegó al primer piso, a la entrada del Juzgado Tercero, pero prácticamente todos los espacios estaban ocupados por familiares, empleados, guaruras y agentes de seguridad armados y abogados de la familia Ponce Díaz, entre ellas Margarita del Pilar Ponce Díaz, Juan Manuel Ponce Díaz, José Rafael Menéndez Medina, Fernando Francisco Javier Ponce García, Roberto Ponce Díaz y Francisco Calero Reyes, ex director de la Policía de Mérida.

Este último es encargado del cuidado personal de la señora Margarita del Pilar Ponce Díaz, y al tratar de entrar a la sala de Juicios Orales, Calero Reyes lo encaró y le arrebató con violencia de la mano derecha su referido celular y le dijo “No creas que vas a seguir publicando en las redes sociales las fotos que tomas de mis agentes”.

Después guardó el celular en la bolsa de su pantalón y lo señaló con el índice de su mano derecha, hasta prácticamente rozarle la nariz, y le dijo: “Pendejo, no sabes con quién te estás metiendo, no creas que va a haber juegos conmigo, te vamos a partir la madre y no nos vamos a detener hasta arruinarte y encarcelarte”.

Al intervenir su hija Margarita del Pilar y pedirle al señor Calero que le devolviera su celular, de manera prepotente, altanera y en voz alta le dijo que no le iba a devolver nada. A unos cuantos metros había personal de la Secretaría de Seguridad Pública que presenció el altercado, pero no intervino; sus abogados le pidieron a los policías que exigieran la devolución del celular, pero hicieron caso omiso.

Ese momento aprovechó para retirarse, consciente de que la intención de la familia Ponce Díaz era la de provocarlo, se replegó en la pared y poco después regresó su hija y le informó que escuchó que Calero le dijera a sus familiares que iba a bajar toda la información que tiene en el teléfono y que iban a intervenir todas sus cuentas de correo electrónico para crear correos falsos con sus cuentas y todas las cuentas bancarias y comerciales, cuyos datos siempre guarda en la agenda de su celular.

Después entró el Secretario del Juzgado y comenzó la audiencia, por lo que fue hasta ayer cuando se presentó a denunciar los hechos, demandando a la autoridad que solicite los videos de seguridad instalados en los Juzgados para integrar la indagatoria. (Armando Gamboa Romero)