miércoles, 22 de octubre de 2014

16:13:00
MÉRIDA, Yucatán, 22 de octubre de 2014.- Las recurrentes lluvias de esta semana han ocasionado que en dos días consecutivos, lunes y martes, el Ayuntamiento haya recolectado de las calles el equivalente a un mes de aguas pluviales que normalmente se captan en un mes de temporada de precipitaciones, informó el director de Servicios Públicos Municipales, Roger Echeverría Calero.


El funcionario explicó que durante los dos días mencionados de esta semana, se recolectaron dos millones de litros de agua, o sea, un promedio de un millón por día, cantidad que es equivalente a lo que se saca de las calles en un mes de un período normal de lluvias.

—El promedio mensual es de 400,000 litros de agua pluvial, pero en época de lluvias aumenta a más de un millón de litros, equivalente a más de 50 viajes de pipas —expresó

—En el mes de octubre tenemos un acumulado de 3,760 metros lineales de rejillas desazolvadas, en su mayoría en la zona centro y poniente de la ciudad (Chenku, Lindavista y Mulsay). Los litros desalojados son 4.199,800, equivalente a 210 viajes de 20,000 litros —agregó.

Manifestó que para dar atención inmediata a la población de Mérida y sus comisarías ante las precipitaciones pluviales que se han presentado a causa del paso de la depresión tropical No. 9, personal de la Dirección Municipal de Servicios Públicos Municipales trabaja para que las calles y avenidas principales se mantengan en condiciones transitables y no se afecte la movilidad debido a las aguas.

La instrucción del Alcalde Renán Barrera Concha es actuar de manera inmediata ante cualquier contingencia, aunado a los trabajos de rutina preventivos que las distintas dependencias llevan al cabo desde el inicio de la administración para evitar encharcamientos en Mérida, dijo.

Dio a conocer que en estos días se activaron las brigadas de reacción inmediata en distintos puntos de la ciudad, compuestas por más de 210 elementos de la dependencia, que dan atención directa a la población.

—Los empleados están distribuidos en tres turnos: 120 en el primero, 65 en el segundo y 25 en el tercero —agregó.

Recordó que la principal tarea que realiza la Dirección de Servicios Públicos, por medio de su Departamento de Drenaje, es la limpieza de zanjas colectoras, pozos colectores y accesos a pozos profundos para lo cual se cuenta con seis camiones pipas de 20,000 litros cada uno; cuatro motobombas para desagüe y dos evacuadores de 150 galones para el desazolve de los sistemas pluviales —continuó—.

Asimismo, durante la lluvia se lleva a cabo la supervisión de lugares vulnerables para la atención inmediata cuando así se requiera, y en caso de ser necesario, se procede al desagüe de calles por inundación. Cabe mencionar que se existe un tiempo de espera de 3 horas para vigilar el perfecto funcionamiento de los sistemas.

Por otra parte, dentro de su programa preventivo de trabajo, previo a la temporada de lluvias, el Ayuntamiento realizó desde junio pasado al mes de agosto, la perforación de 300 pozos profundos en lugares detectados como de encharcamientos, indicó el funcionario municipal.

Sin embargo, dijo que en la ciudad aún se presentan “puntos críticos” debido a que no se dan abasto los sistemas pluviales en su absorción por las condiciones topográficas del lugar y el tipo de suelo, el cual es demasiado arcilloso y, por lo tanto, los sistemas se saturan y trabajan muy lentamente —explicó—. A lo anterior se añade la basura que se arroja a la vía pública y la falta de limpieza de los frentes de las casas, así como el verter aguas jabonosas a la calle, lo que ocasiona el mal funcionamiento de los sistemas de drenaje.

—Nuestra labor es el constante monitoreo de estos puntos a fin de garantizar la limpieza de los accesos y de esa manera sea más ágil el desagüe —expresó.

Por último, recomendó mantener limpios los frentes de las casas y no tirar basura en las calles para evitar que se tapen los pozos de absorción. (Boletín)