viernes, 10 de octubre de 2014

09:21:00
CIUDAD DE MÉXICO, 10 de octubre.- Las cuotas de género han intensificado las dinámicas de discriminación y violencia de los partidos políticos y los medios de comunicación hacia las mujeres en puestos de representación popular, afirmó la doctora Daniela Cerva Cerna, investigadora del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).


Dada la reciente incorporación de este instrumento que pretende la paridad de género en la vida política del país, el nuevo marco de participación femenina es visto como una intromisión y las mujeres son colocadas en la categoría de la recién llegada que incomoda.

Por ello, al interior de los partidos políticos se han desarrollado prácticas al margen de lo oficial para coartar la participación femenina, como postular a las candidatas a diputaciones federales en distritos que su partido habitualmente ha perdido, otorgar menos recursos económicos para las campañas de mujeres, no contratar elementos de seguridad que cuiden a las candidatas durante los actos de campaña, pegar las convocatorias de registro a candidaturas únicamente en el baño de hombres, entre otras acciones.

En caso de ser electas, también gozan de menos dinero para el ejercicio de sus funciones y proyectos; se les considera ajenas, inexpertas o incapaces de realizar tareas políticas; se intenta inducirlas a tomar decisiones en contra de su voluntad o sus principios, e incluso se les amenaza.

Además, apunta la académica de la Unidad Cuajimalpa, las mujeres tienen menos redes de colaboración por su casi nulo acceso a los códigos informales de las cúpulas partidistas: “la mayoría de ellas no va a las cantinas a tomar decisiones”, terreno por tradición exclusivo de los hombres.

La especialista en estudios de género y políticas públicas señala que los medios de comunicación se han erigido como vigilantes del desempeño de las mujeres con cargos públicos, pero no las examinan desde el punto de vista profesional sino desde los estereotipos de acción de su género: apariencia física, historia familiar, estilo de vida, vida sentimental; “difícilmente encontramos que se hable de su trayectoria política”, subraya.

“En México, los medios hacen uso de los estereotipos para afectar las candidaturas, campañas y decisiones de mujeres en política”, denuncia. (NotieSe)