miércoles, 22 de octubre de 2014

22:35:00
OTTAWA, Canadá, 22 de octubre.- Un tirador mató este miércoles a un soldado en las afueras del Parlamento de Canadá antes de ser abatido por un policía cuando intentaba ingresar al recinto, en el segundo ataque calificado como terrorista esta semana por las autoridades.

El centro de Ottawa fue totalmente acordonado. "Una de las víctimas del tiroteo sucumbió a las heridas. Era miembro de las fuerzas canadienses", informó la Policía de Ottawa.

El Primer ministro Stephen Harper aseguró que los servicios de seguridad "redoblarán" sus esfuerzos.

"Canadá jamás será intimidado" por las "organizaciones terroristas", señaló.

El primer ministro, Stephen Harper, salió del Parlamento e informó que se encontraba sano y salvo, según su cuenta personal de Twitter. (Reuters)

El edificio del Parlamento de Canadá en Ottawa y varias cuadras a la redonda permanecen acordonadas por fuerzas especiales de la policía y militares que buscan a los responsables de un tiroteo que se registró a las afueras de la sede del legislativo en la mañana del miércoles y que causó la muerte de un soldado. (AP)

El diputado canadiense Bernard Trottier fue el primero en informar que un sospechoso había sido abatido. (AFP)
 
Medios locales, según recogen de testigos de la zona, dijeron que también se produjeron disparos frente al hotel Château Laurier. (AP)

En una rueda de prensa, los directores de la Real Policía Montada del Canadá confirmaron la muerte del soldado, quien pertenecía a la guardia desplegada en el Monumento Nacional a la Guerra adyacente al Parlamento, a consecuencia de las heridas recibidas, pero no revelaron su identidad. (AP)

La policía informa que se trata de una "operación en desarrollo" y recomienda a los ciudadanos abstenerse de acercarse al centro de la capital canadiense. (AP)

El Ejército canadiense ha decretado el cierre de sus bases después del ataque al Parlamento. Todos los acuartelamientos a lo largo y ancho del país permanecen a esta hora cerrados como medida de seguridad. (AP)

El incidente se produce luego de que Canadá incrementara su nivel de alerta terrorista de bajo a medio, a raiz de un incidente de tráfico la víspera que dejó un militar muerto y que las autoridades consideran que fue un ataque. (lapresse)

La embajada de Estados Unidos informó a través de su cuenta de Twitter que es uno de los edificios que están cerrados y aislados. (lapresse)

No se sabe si hay relación entre los hechos de este miércoles y los del lunes. (AP)

Este mes, Canadá había anunciado que se uniría a la coalición liderada por Estados Unidos que está atacando en Irak y Siria al grupo extremista autodenominado Estado Islámico. (Reuters)

Según el corresponsal de la BBC para temas de seguridad, Frank Gardner, hasta el momento ningún sitio web vinculado con fundamentalistas islámicos se ha atribuido el ataque de este miércoles en Ottawa. (Reuters)

"Mis condolencias a las familias del soldado muerto y oraciones para el guardia del Parlamento herido. Canadá no será aterrorizada o intimidada", escribió en su cuenta Twitter el miembro del Parlamento canadiense Jason Kenney @kenneyjason. (AP)

Mark Brooks, de Ottawa le escribe a la BBC a través de correo electrónico: "Trabajo para el Ministerio de Finanzas de Canadá y nuestro edificio está situado a una cuadra de donde tuvo lugar el tiroteo. Estamos encerrados y no se le permite a nadie salir. Los puentes a Quebec están también cerrados y las calles están sorprendentemente tranquilas y sólo se ve a la policía patrullando con armas. Aparentemente aún hay un pistolero a la fuga". (Reuters)

"Es una situación de lo más extraña en una ciudad gubernamental usualmente tranquila. ¿Es un hecho aislado o podemos esperar más cosas así en el futuro ahora que Canadá ha decidido unirse a la lucha contra el Estado Islámico?", se pregunta el ciudadano canadiense Mark Brooks. (AP)

Hubo disparos tanto fuera, junto al momumento por los muertos, como en la colina donde se encuentra el Parlamento de Canadá, en Ottawa. (ansa)
Revisión a peatones que se encontraban cerca del Parlamento. (AP)

La policía confirmó tres tiroteos en Ottawa este miércoles en tres lugares diferentes: el Memorial Nacional de Guerra, los edificios del Parlamento y el Centro Rideau. (AP)

El lunes otro soldado murió después que un hombre lanzó su automóvil contra él y otro militar en un supermercado de una ciudad cercana a Montreal. El hombre fue perseguido y abatido por la policía.

El autor de los disparos de este miércoles fue identificado como Michael Zehaf-Bibeau, un canadiense de 32 años considerado por los servicios de inteligencia como "un viajero de alto riesgo" y a quien se le había retirado recientemente el pasaporte, según varios medios.

El soldado atacado, que montaba guardia delante de un monumento a los caídos cerca al Parlamento, fue evacuado con graves heridas y falleció cuando le era practicado un masaje cardíaco. Un portavoz policial dijo que otras dos personas recibieron "heridas menores".

Decenas de comandos armados se trasladaron a los lugares donde se habían escuchado tiros: el monumento, el Parlamento y los alrededores de un centro comercial.

Según diferentes testigos, una persona con barba disparó al soldado y secuestró un automóvil que llevó hasta las puertas del Parlamento, un perímetro reservado a vehículos autorizados y de la policía.

El asaltante se habría dirigido entonces al interior del edificio central, que aloja a diputados y senadores.

Poco después se escuchó una fuerte detonación, seguida de un disparo realizado por policías.

"Un hombre entró corriendo al Parlamento. Fue perseguido por policías armados con fusiles que gritaban a todo el mundo que se pusieran a cubierto", dijo Marc-André Viau, un funcionario del Parlamento que estimó haber escuchado ahí "una veintena de disparos de arma automática".

"Acababa justo de quitarme la chaqueta (...). Escuché ese 'pum, pum, pum' posiblemente 10 veces", narró John McKay, del Partido Liberal, a periodistas.

Los líderes de la oposición, Thomas Mulcair, del NPD (izquierda), y Justin Trudeau, del Partido Liberal, fueron llevados a lugares seguros.

El primer ministro, Stephen Harper, quien estaba en el parlamento reunido con legisladores de su partido, fue evacuado.

Harper condenó este ataque "despreciable", a la vez que resaltó la importancia de mantener en funcionamiento tanto el Gobierno como el Parlamento.

El Primer Ministro habló telefónicamente con el presidente estadounidense, Barack Obama, quien calificó el ataque como "indignante", informó la Casa Blanca.

Ministros, diputados y medios canadienses dieron un tratamiento de "héroe" al jefe de seguridad del Parlamento, Kevin Vickers, por haber abatido a balazos al atacante.

Vickers, de 58 años, es oficial de la Gendarmería Real desde hace casi tres décadas y desde 2006 trabaja en la seguridad de la Cámara de los Comunes.

Varios legisladores elogiaron su valor. "Gracias, mi Dios, al sargento Vickers y a las fuerzas de seguridad canadiense, verdaderos héroes", dijo el ministro de Justicia, Peter MacKay en Twitter.

La policía no confirmó si había otros atacantes además del hombre abatido. Los habitantes del centro de Ottawa recibieron la instrucción de alejarse de las ventanas, según la Gendarmería Real (policía federal) de Canadá.

Francotiradores fueron vistos en tejados de los alrededores, especialmente en el del Museo de Bellas Artes.

Las bases militares fueron cerradas y los soldados recibieron la orden de acuartelamiento. La embajada de Estados Unidos en Ottawa también fue cerrada.

Las fuerzas aéreas canadienses y de Estados Unidos fueron puestas en alerta para eventualmente "responder rápidamente" ante cualquier suceso en el espacio aéreo, informó un oficial estadounidense que pidió anonimato.

El ataque frente al Parlamento tuvo lugar dos días después de la muerte de un militar arrollado por un joven de 25 años que luego fue abatido por la policía en un poblado cercano a Montreal.

El gobierno de Canadá calificó de acto terrorista esta agresión, la primera ligada al extremismo islamista en la historia del país.

Su autor, Martin Rouleau-Couture, identificado por los servicios secretos como uno de los 90 canadienses en suelo nacional sospechosos de querer realizar atentados, había sido detenido en julio cuando se disponía a viajar a Turquía.

Unas 80 de estas personas llegaron recientemente de zonas de guerra, más especialmente de Irak y Siria, indicó a comienzos de mes el gobierno canadiense.(AFP / BBC)