viernes, 10 de octubre de 2014

19:49:00
AUSTRIA, 10 de octubre.- Las dos chicas que abandonaron a sus familias en Austria para convertirse en yihadistas al servicio de ISIS sienten que han cometido un terrible error al unirse a la agrupación terrorista y ahora desean volver a casa.

Sabrina junto con dos yihadistas portando rifles kalashnikov.

Se cree que Samra Kesinović, de 17 años, y Sabina Selimovic, de 15, están casadas y embarazadas, viviendo en la ciudad de Raqqa, controlada por el Estado Islámico, en el norte de Siria.

El cambio de opinión de las muchachas refleja un sentimiento muy diferente al plasmado en la nota que dejaron a sus padres cuando huyeron en abril, que decía: "No nos busquen. Vamos a servir a Alá - y vamos a morir por él". 

Kesinović y Selimovic crecieron en Viena, pero decidieron dejar esa vida atrás y arrejuntarse con las mismas personas que ahora odian.

Los medios de comunicación austriacos reportan que las adolescentes han dicho que ya es suficiente y quieren volver con sus familias.

Ellas han contactado a sus seres queridos y les han dijo que están hartas de vivir con los yihadistas del Estado islámico, pero también que creen no poder huir de su nueva vida porque demasiada gente las asocia con el Estado Islámico . (JMRM con información de The New York Post)