domingo, 15 de junio de 2014

23:59:00

"The Beauty and The Hiss" es un performance que se repite todos los años en el museo Darul Ridzuan en el estado de Perak, en Malasia.


Una chica vive todos los días, hasta el 26 de junio, en compañía de serpientes venenosas, encerradas con ella en un cuarto con paredes de vidrio.


Las cobras y pitones la envuelven de pies a cabeza y ella sonríe y las besa.


La impresionante actuación es organizada por  Amjad Khan, el primogénito del 'rey de las serpientes', para sensibilizar y educar a los visitantes sobre el mundo de los reptiles.



Su padre, Ali Khan, murió en 2000 por la mordedura de una cobra real. (Repubblica / Fotos ansa)