viernes, 23 de mayo de 2014

03:44:00
NUEVA YORK, 23 de mayo.- Naciones Unidas ha atendido la petición del Gobierno de Nigeria y ha incluido al grupo radical islámico Boko Haram en su lista de grupos considerados terroristas por sus vínculos con la red Al Qaeda, lo que implica la imposición de sanciones.

El Consejo de Seguridad de la ONU ha aprobado esta noche la medida después de que el Ejecutivo africano la solicitara al comité que se encarga de las sanciones internacionales a la red terrorista Al Qaeda. La decisión además supone la imposición al grupo radical de un embargo de armas y de una congelación de activos.


El paso llega después de la indignación internacional que ha desatado el secuestro de más de 200 niñas por parte de Boko Haram, un grupo que se calcula que ha asesinado a más de 3,000 personas en atentados perpetrados en los últimos cinco años en Nigeria.


El comité asegura que ese grupo ha mantenido una relación con Al Qaeda en el Magreb Islámico que incluye entrenamiento y apoyo material, además de contar con algunos miembros que lucharon al lado de ese grupo terrorista en Mali en 2011 y 2012.

"El Consejo de Seguridad ha dado un paso importante en apoyo de los esfuerzos del Gobierno nigeriano para derrotar a Boko Haram y para que sus líderes paguen por los crímenes atroces que cometen", dijo la embajadora estadounidense en la ONU, Samantha Power.

Por su parte, la directora ejecutiva de ONU Mujeres, la sudafricana Phumzile Mlambo, cuya organización se ha sumado a las denuncias contra el grupo radical, dio la bienvenida al anuncio del comité de sanciones.

Boko Haram, que significa en lenguas locales "la educación no islámica es pecado", lucha por imponer su interpretación de la "sharía" o ley islámica en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiano en el sur.

Con unos 170 millones de habitantes integrados en más de 200 grupos tribales, Nigeria, el país más poblado de África, sufre múltiples tensiones por sus diferencias políticas, socioeconómicas, religiosas y territoriales. (EFE)