martes, 22 de abril de 2014

21:44:00
BERLÍN, 22 de abril.- Los sindicatos alemanes pidieron a las empresas que permitan a sus trabajadores entrar más tarde durante el Mundial de fútbol de Brasil, porque muchos de los partidos terminan a medianoche en Alemania debido a la diferencia horaria.

"Queridos empleadores: Si los partidos terminan demasiado tarde, permitan a sus empleados empezar al día siguiente una o dos horas más tarde", pidió hoy Carsten Burckhardt, directivo del sindicato de la construcción IG Bau.

Fuleco, la mascota del Mundial, es un tatú bola, animal que tiene la capacidad de convertirse en una esfera del tamaño de una pelota de fútbol. Es un armadillo que habita en Paraguay, Bolivia, Argentina y, sobre todo, Brasil. También conocido como atuapara, apara y apar, está en peligro de extinción y su elección servirá para concienciar sobre la ecología y el medio ambiente. (EFE)

"Siempre que sea posible, interesa tanto a trabajadores como a empresarios ser flexibles", defendió también Christoph Schmitz, del sindicato Verdi, en declaraciones al diario "Bild".


Brasil tiene una diferencia horaria de al menos cinco horas con Alemania, por lo que muchos partidos del Mundial (12 de junio al 13 de julio) terminarán pasadas las 22:00 horas o incluso después de la medianoche alemana.

El tema preocupa en un país fanático del fútbol, candidato al título en Brasil y acostumbrado a jornadas que comienzan y acaban temprano.

El reclamo de los sindicatos fue recibido con buenos ojos también por los empresarios.

"Muchos pequeños y medianos empresarios son grandes seguidores del fútbol", dijo a la agencia dpa Mario Ohoven, presidente de la union de pequeñas y medianas empresas alemanas.

La Cámara Alemana de Industria y Comercio (DIHK) prometió flexibilidad: "Hay muchas opciones, desde horarios flexibles, cambio de turnos con los menos entusiasmados con el Mundial o recuperar horas más adelante", señaló el vicejefe de la entidad, Achim Dercks. (dpa)