sábado, 15 de marzo de 2014

18:37:00
PEKÍN, China, 15 de marzo.- Una supuesta pelea entre dos dueños de puestos de comida en un mercado del sur de China dejó ayer viernes cinco personas muertas por heridas de arma blanca y otra herida fatalmente a disparos por la policía, informaron las autoridades.

Una mujer llora tras que su padre fuera asesinado  en Changsha, provincia de Hunan, el viernes por la mañana. (Reuters)

Un hombre llamado Hebir Turdi acuchilló y mató a otro hombre, Memet Abla, en el mercado de Changsha, dijo la agencia noticiosa oficial Xinhua. Mientras escapaba, Turdi apuñaló a cuatro personas más antes de que fuese muerto a tiros por la policía, agregó.


Dos de las cuatro personas murieron en el lugar y los otros dos murieron en un hospital, dijo la policía en un comunicado.

Policías vigilan el lugar del crimen.(Reuters)

Los asesinatos se producen dos semanas después de que 29 personas murieron y otras 140 resultaron heridas en ataques con arma blanca atribuidos a separatistas étnicos musulmanes uigures en la estación de tren de Kunming, un hecho que causó inicialmente miedo de que fuese violencia motivada políticamente. Sin embargo, a diferencia del ataque de Kunming, la violencia del viernes parecía haberse originado en una disputa personal.

No se supo de inmediato la identidad de los dueños de los puestos de comida. Un testigo que sólo dio su apellido, Chen, dijo que los dueños de los puestos eran uigures que vendían un tipo de pan aplanado. Informes de noticias en línea difundidos el viernes temprano y que hablaban de que los participantes de la pelea eran uigures fueron retirados más tarde. (AP)