sábado, 15 de marzo de 2014

22:00:00
ROMA, Italia, 15 de marzo.- Hay casos en los que las palabras y adjetivos sobran para describir el talento. Hay casos en los que la inmediatez y el poder de los resultados dicen más que las descripciones. Es el caso de un joven talento (autodidacta) DiegoKoi, de veintidós años, que con un lápiz en la mano desborda los límites del retrato para llegar a los de la foto.



Sus obras de la serie "Hiperrealismo", de hecho, no son dibujos sencillos (sería un insulto llamarlos así), sino una relación detallada y precisa de rostros, expresiones y emociones. Una atención al detalle que resume la realidad sobre el papel. O más bien "hiperrealidad". (Nicola Perilli / La Repubblica)