miércoles, 8 de enero de 2014

15:48:00
QUINTANA ROO, México, 8 de enero.- Como si no fuera suficiente el aumento del IVA de 11 a 16% y de 2 a 3% en las tarifas de agua potable y saneamiento e impuesto sobre nómina, el gobierno de Quintana Roo inició el cobro por cambio de placas, tarjeta de circulación y calcomanía de los automóviles registrados en la entidad.

La nueva recaudación tomó por sorpresa incluso a diputados locales, pues según el panista Sergio Bolio Rosado y el perredista Jorge Carlos Aguilar Osorio, no fue incluido en el paquete fiscal aprobado por la actual Legislatura a finales del año pasado.

El cobro, añadieron, suple el pago de la tenencia vehicular que el gobernador Roberto Borge retiró al principio de su administración.

Aguilar Osorio indicó que la recolecta por el reemplacamiento se suma a aumentos y tarifas que entraron en vigor en Quintana Roo a partir del pasado 1 de enero.

“Recordemos que en la zonas fronterizas se homologó el IVA, de tal manera que pasó de 11 a 16%, pero además hubo aumentos en las tarifas del agua potable y alcantarillado, y se inició el cobro por el tratamiento de agua. También aumentó el impuesto sobre nómina de 2 a 3%, que en términos reales es de 50%”, dijo.

Y anticipó que solicitarán al Ejecutivo estatal que retire ese cobro, “pues la población de Quintana Roo enfrenta una situación económica difícil, sobre todo por el aumento del IVA, que ha derivado en una escalada inflacionaria en el estado”, puntualizó.

De acuerdo con información de la Secretaría de Planeación y Finanzas (SPF), el cambio de placas, tarjeta de circulación y calcomanía tendrán un precio único de 769 pesos –tanto para automóviles nuevos, como en modelos antiguos– hasta el próximo 31 de marzo, fecha a partir de la cual se cobrarán recargos a quien no haya hecho el pago.

La SPF dio “facilidades” a los propietarios de automóviles del estado, pues además de realizarlo en las recaudadoras de rentas, también podrán hacerlo en las sucursales bancarias, previa consulta del adeudo en la página de internet de la dependencia. (Sergio Caballero para Proceso)