miércoles, 8 de enero de 2014

16:05:00
TAMAULIPAS, México, 8 de enero.- Por segundo día consecutivo, activistas y usuarios del Centro Ambulatorio para la Prevención y Atención en SIDA e Infecciones de Transmisión Sexual  (Capasits) de Tampico, Tamaulipas se manifestaron en las inmediaciones de la Jurisdicción Sanitaria 2 de la localidad para exigir la destitución de la titular de dicha dependencia, Angélica Herrera y al director del Programa de VIH estatal, Alejandro Cortés.


En entrevista, Ana Karen López Quintana, presidenta de la Asociación Civil Vihda Trans, explicó que ante la falta de atención por parte del Programa de VIH tamaulipeco a las recomendaciones emitidas por la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Tamaulipas (CODHET) para mejorar las condiciones de las instalaciones de los cinco Capasits locales; subsanar la falta de suministro de fórmula láctea para recién nacidos y la opacidad en el manejo de recursos, los usuarios del Capasits exigen al gobierno del estado la realización de una auditoría al Programa de VIH estatal.

De acuerdo con la activista, en años anteriores se entregaron 14 millones de pesos para la compra de una ambulancia para cada Capasits así como su mantenimiento y remodelación. Sin embargo, aseguró, en el caso del de Tampico, que atiende a más de 700 personas originarias de la localidad y municipios aledaños, no se ha dado mantenimiento ni a los baños, pues los usuarios deben meter la mano al tanque de agua para poder “jalarle”.

Además, comentó que el inmueble donde está ubicado el centro especializado es una casa adaptada con poco espacio y ventilación, situación que ocasiona la presencia de humedad, hongos y mosquitos, sobre todo en el área de pruebas.

Sobre la fórmula láctea, López Quintana mencionó que se brinda de manera irregular  y desde agosto del año pasado 78 lactantes que requieren de este suplemento alimenticio no lo han recibido  “por falta de recursos y porque eso le corresponde al gobierno federal”, según las autoridades locales.

Por otra parte, indicó que existen no sólo hay problemas con las instalaciones sino también con el personal médico pues al menos uno de los fallecimientos acontecidos el año pasado ocurrió por negligencia médica debido a que a una usuaria del Capasits no se le detectó cáncer de manera oportuna y su médico de cabecera sólo le recetó paracetamol durante seis meses para quitar las molestias producidas por el cáncer.

Añadió que otro problema muy común con el personal médico es el de discriminación ya que recientemente un médico le dijo a un grupo de usuarios que para que iban si de todos modos se iban a morir.

También recordó que el año pasado, la CODHET emitió una recomendación para la compra de medicamentos contra hepatitis B  debido a que se comenzaron a realizar pruebas de detección de hepatitis B pero no se daba medicamento a quienes resultaban positivos bajo el argumento de que el proyecto sólo era para hacer pruebas

La activista transexual aseguró que en caso de persistir el desinterés por parte de las autoridades sanitarias tamaulipecas, entre ellas Norberto Treviño, titular de la Secretaría de Salud local, para brindar atención integral a los usuarios de los Capasits de la entidad, dar mantenimiento a los inmuebles y garantizar el acceso a fórmula materna a los recién nacidos de madres seropositivas se realizará una marcha en la Ciudad de México a finales de enero para exponer la situación ante las autoridades federales correspondientes. (Leonardo Bastida Aguilar para NotieSe)