jueves, 9 de enero de 2014

21:26:00
Artículo publicado originalmente el viernes 15 de febrero de 1991 en el Diario de Yucatán:

Incidentes
Primeros años de la familia Sierra - Sauri

En nuestra edición de ayer publicamos los datos biográficos oficiales de la Licda. Dulce Ma. Sauri Riancho de Sierra, designada ayer mismo gobernadora interina del Estado.


Hoy completamos esa información con otros datos reunidos por este periódico a través de los años.

Su vida tomó un sesgo muy importante a raíz de su matrimonio con el Lic. José Luis Sierra Villarreal, el lunes 20 de diciembre de 1971. En esta misma página reproducimos, con la foto nupcial, la nota epitalámica que publicamos entonces.

Educada en colegios particulares, dirigidos por religiosas católicas, la Licda. Sauri conoció a su esposo durante sus estudios universitarios en la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México.

Ambos son licenciados en sociología. Ella fue muy buena oradora en sus épocas de estudiante e incluso ganó un concurso. Él es oriundo de Guadalajara.

Apenas unas semanas después de la ceremonia nupcial, en la iglesia de Itzimná, el matrimonio Sierra-Sauri se vio involucrado en problemas.

Informes judiciales involucraron al Lic. Sierra con grupos terroristas y fue detenido en Monterrey como responsable de un asalto guerrillero que incluyó la colocación de bombas y, al parecer, la muerte de un agente policíaco.

Por lo menos en una ocasión, directivos de la Coparmex han señalado públicamente, en el marco de una asamblea nacional, que el Lic. Sierra es uno de los autores intelectuales del secuestro del industrial regiomontano Eugenio Garza Sada, quien fue asesinado por sus captores. Ese suceso ocasionó un notorio distanciamiento entre el gobierno que encabezaba el Lic. Luis Echeverría Álvarez y el sector privado.

Se sabe que, con motivo de la detención del Lic. Sierra, también compareció ante autoridades judiciales su esposa Dulce María. La rápida intervención de sus familiares y la postura que asumió el Lic. Sierra, de exculparla plenamente de cualquier delito o vínculo con grupos guerrilleros, permitió que su detención no pasara a más.

Se sabe que el Lic. Sierra permaneció en prisión más de cinco años, en Monterrey, y que salió en libertad gracias a la amnistía política que concedió el presidente Lic. López Portillo a raíz de tomar posesión.

Hay empresarios regiomontanos que siguen todavía en desacuerdo con el perdón concedido a las personas vinculadas con grupos guerrilleros que atacaron a varias familias de Nuevo León.

Durante parte de la reclusión de su esposo, la Licda. Sauri fijó su residencia en Saltillo, donde laboró para la Secretaría de Programación. Fueron constantes sus viajes entre Coahuila y Monterrey, para visitar a su esposo. Su primogénita, Dulce María, nació cuando el Lic. Sierra estaba en prisión.

Al recuperar su libertad, el Lic. Sierra y su familia vivieron un tiempo en Guadalajara y luego trasladaron su residencia a Mérida, donde el esposo de la Sra. Sauri se desempeña como investigador del INAH.

La familia vive desde hace años en una residencia cercana a (se omite), pero se sabe que hace unos días adquirió una casa en (se omite), a donde se proponía mudarse.

Todo parece indicar que sus antecedentes han impedido al Lic. Sierra participar en política. A su esposa ya vemos que no.

Si la familia Sierra-Sauri considera necesario hacer alguna aclaración que rectifique o amplíe algún dato consignado en esta nota, este periódico, desde luego, la publicará de inmediato.