viernes, 31 de enero de 2014

17:17:00
EL VATICANO, 31 de enero.- El responsable del Vaticano de coordinar a las congregaciones religiosas, Joao Braz de Aviz, señaló hoy que no solamente Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo, fue incongruente con su cargo religioso, sino que otros fundadores de congregaciones religiosas están en la misma situación.


“En algunos otros casos presentes, el fundador no necesariamente coincide con lo que predica”, dijo Braz de Avis, prefecto de la Sagrada Congregación para los Institutos de Vida Consagrada.

Durante una rueda de prensa realizada en la oficina de información del Vaticano, recalcó el funcionario eclesiástico:

“No solo es el caso de los Legionarios de Cristo, tenemos varios casos en ese sentido. No todos los fundadores viven según la gracia que comunican. Esto lo debemos reconocer. Es feo pero así es”.

Sin embargo, Braz de Avis no quiso mencionar los nombres de los líderes de congregaciones religiosas que, como Maciel, llevaron una vida inmoral.

Por su parte, José Rodríguez Carballo, secretario de esa mismo dicasterio romano que coordina a las congregaciones religiosas de todo el mundo, aclaró en la rueda de prensa que actualmente los Legionarios de Cristo no dependen de ese organismo, pues están bajo un escrutinio especial que depende directamente del Papa, a raíz de los escándalos de pederastia de Marcial Maciel.

Precisó que este escrutinio a la Legión lo lleva a cabo el cardenal Velasio De Paolis, “delegado pontificio” nombrado por el Papa Benedicto XVI y quien continúa en el cargo ahora con el Papa Francisco.

Rodríguez Carballo señaló que los Legionarios de Cristo están por elegir a sus nuevos cargos directivos. Y el Papa Francisco está por definir si vuelven a la normalidad.

“En caso de que fuese así, los Legionarios volverán a depender de nuestro dicasterio. Volverán a la normalidad como instituto. Pero esta decisión solo depende del Santo Padre”, concluyó Rodríguez Carballo. (Rodrigo Vera para Proceso)