viernes, 24 de enero de 2014

14:51:00
NIGERIA, 24 de enero.- Una mujer de Lafia, provincia de Nasarawa, repudió públicamente a su mascota, un gatito que había vivido con ella por más de 6 años; la mujer asegura que el felino mostró "conductas sexuales que van en contra de la naturaleza".

Imagen ilustrativa

Medios locales destacan que Bull, como se llama el gatito, es la primera mascota en ser declarada abiertamente gay y repudiado por su propietario en Nigeria. 

La dueña de Bull lo acusa de aparearse con otros gatos machos en su casa, a pesar de haber varias gatas (hembras) de "donde escoger". Los vecinos declararon que de hecho el "gato gay" no se ha reproducido. 

Por su parte, la malvada mujer felinogayfobica dueña de Bull, se dice fiel creyente de los "propósitos divinos" sobre la creación de un macho y hembra en todas las especies: la procreación. Por lo que anunció: "Cualquier interesado en este gato puede llevárselo, yo no lo quiero pues no sirve para nada".

Hasta ahora nadie ha expresado su interés en adoptar a Bull, todos temen la ira de Dios al albergar un "gato gay" en sus casas. Quien quiera al gatito puede todavía puede encontrarlo en la casa de su dueña, ubicada en la calle Gboko, área Tudun Gwandara de Lafia.

En Nigeria hay una ley que prohíbe la homosexualidad, aunque no dice nada sobre los gatos, se piensa que este tipo de legislaciones promueven la homofobia, como vemos claramente en el caso de Bull.  (SDP Noticias)