domingo, 13 de octubre de 2013

16:02:00
MÉXICO, 13 de octubre.- Las telenovelas mexicanas siguen siendo producto de exportación, gracias a la preferencia del público que las ha adoptado en todo el mundo y que las mantiene vigentes, a más cinco décadas de su surgimiento.


Actualmente se cuestiona el género del melodrama en la televisión mexicana; sin embargo, éste continúa siendo un negocio muy lucrativo, gracias a que las historias toman vida en cualquier idioma.

Televisa, que es líder en el ramo de la exportación, ha sabido mantener vigente el género recontando una y otra vez la clásica historia de la "Cenicienta", con un toque de actualidad ante los nuevos contenidos y formatos.

El actor Rogelio Guerra, quien fuera el protagonista de "Los ricos también lloran", melodrama que se considera como el más visto en el mundo, reconoció que esta trama fue un parteaguas importante en la industria de las telenovelas al llegar a otros continentes, abriendo el mercado internacional.

"Fue la primera telenovela que cruzó el charco y con ello se vinieron muchas satisfacciones", dijo el actor, quien defiende el género y reconoce que las historias van evolucionando, lo que les permite seguir ganando público con las nuevas generaciones.

"Estoy orgulloso de haber sido parte de este proyecto y aunque no obtuve cantidades millonarias por este trabajo me dejó un nombre a nivel internacional y la satisfacción de ser parte de una telenovela que hizo historia", explicó Guerra.

Hoy en día, a más de 100 países se exporta el llamado género del melodrama casero y son algunos de sus productores quienes celebran que su trabajo tenga relevancia en otras naciones.

Como es el reciente caso de Juan Osorio, con "Porque el amor manda", protagonizada por Fernando Colunga y Blanca Soto, que se coloca en los primeros lugares de audiencia en Estados Unidos, donde actualmente se transmite.

"Estoy muy satisfecho, esta trama ha logrado venderse a más de 70 países", dijo el productor, quien con su anterior melodrama "Una familia con suerte", también llegó a mercados como China, Corea, Hungría, Filipinas y Egipto, entre otros.

Mientras que Emilio Larrosa con "Libre para amarte", protagonizado por la cantante Gloria Trevi, ya está vendida en 150 países, así como Rosy Ocampo ha logrado llevar a cerca de 80 naciones su telenovela "Mentir para vivir", con David Zepeda y Mayrín Villanueva en los papeles estelares.

"Son productos de excelente calidad en todos los aspectos y me da gusto que se siga creyendo en el trabajo que se hace en México", expresó la productora, quien ha sido de las pioneras en llevar sus telenovelas a países tan lejanos como China.

"Sabemos que las plataformas digitales han restado público, pero no sólo a la telenovela, sino también al cine y a la radio, pero aun así creo que México sigue siendo número uno en cuanto a los melodramas", consideró la productora Carla Estrada, al reiterar que el reto siempre es saber contar una historia de la forma más atractiva.

Las telenovelas consideradas como prioridad en la industria del entretenimiento, continúan dando la batalla, aunque su gran desafío será conservar la lealtad que han ganado entre el público en más de cinco décadas de existencia. (Verónica Pérez Raigosa para Notimex)

0 comentarios:

Publicar un comentario