miércoles, 30 de octubre de 2013

14:05:00
EL VATICANO, 30 de octubre.- El papa Francisco se vio inesperadamente acompañado de un pequeño niño que le hizo compañía durante toda su intervención durante la celebración del Día de la Familia en la Plaza de San Pedro en el Vaticano.


El niño estuvo parado junto a él, e incluso se sentó en su silla. El Sumo Pontífice no se mostró perturbado en ningún momento por la presencia del niño y lo dejó pasearse a sus anchas. ¿Estamos ante el papa del futuro o la mayor muestra de paciencia de un Sumo Pontífice? (RT)

0 comentarios:

Publicar un comentario