sábado, 12 de octubre de 2013

18:09:00
OAXACA, 12 de octubre.- Durante el penúltimo día de actividades en la II Cumbre Continental de Comunicación Indígena, los comunicadores indígenas empiezan a realizar las conclusiones de las mesas de trabajo donde se abordaron temas de interés para el desarrollo y garantía de la comunicación acorde a su lengua, cultura y cosmovisión.

La cumbre, también llamada Abya Yala, comenzó el 7 de octubre y concluirá mañana 13 en Santa María Tlahuitoltepec Mixe, la comunidad anfitriona que recibe la II Cumbre en esta ocasión, luego que en 2010 le correspondiera al CRIC y las comunidades indígenas del Cauca en Colombia; Tlahuitoltepec es una bellísima región de campesinos y pueblos indígenas fuertes en sus tradiciones, hablan sus lenguas maternas casi 100% y exaltan con orgullo en sus manifestaciones artísticas y culturales, ese cúmulo de saberes y costumbres; son comunidades que se asientan en este y otros municipios del Estado de Oaxaca, México.

La Cumbre se ha propuesto desde su origen fortalecer la comunicación indígena, fortalecer el ejercicio de sus comunicadores y sus procesos, así como generar un amplio intercambio de saberes y evaluar los avances en cuanto a garantía de derechos y especialmente del derecho fundamental a la comunicación.

Desde allí intercambian, debaten y reflexionan comunicadores y comunicadoras que junto a expertos y comunidades llegan a la II Cumbre Continental de Comunicación Indígena Abya Yala, uno de los momentos y eventos más esperados por los comunicadores indígenas y comunitarios que nos hemos enamorado de esta misión y de estos procesos.


Para ello la Cumbre se ha propuesto desde su origen fortalecer la comunicación indígena, fortalecer el ejercicio de sus comunicadores y sus procesos, así como generar un amplio intercambio de saberes y evaluar los avances en cuanto a garantía de derechos y especialmente del derecho fundamental a la comunicación por parte de los gobiernos de los Estados latinoamericanos y, a su vez, generar estrategias de exigibilidad y propuestas para el cumplimiento de esos derechos, mediante la construcción de políticas públicas, normas e incidencias políticas.

José Carlos Morales, miembro del Mecanismo de Expertos de la ONU, uno de los primeros ponentes, retó a los comunicadores a hacer planteamientos sin reparo ante los estados e instituciones encargadas de garantizar el derecho a la comunicación, siempre y cuando lo hagan de manera proactiva y no sólo pidiendo cumplimiento a los Estados, sino hacer uso de nuestros recursos intelectuales, técnicos y profesionales y asumir la responsabilidad de comunicar y que los Estados proporcionen las condiciones y los recursos para ellos.

“La comunicación es un tejido vivo que marcha en la espiral del tiempo hacia el reencuentro y despertar de los pueblos”, lema de la Cumbre.

Comunicadores de diversos continentes expresaron que la Cumbre es un escenario para reflexionar sobre los medios y las tecnologías que hemos apropiado en los últimos años, no estamos en contra de los medios de comunicación de carácter instrumental, al contrario, comprendemos que bien utilizados son una herramienta para la defensa de la vida, pero que al usarse mal son un arma fatal para la autodestrucción de los pueblos; es importante mirar también cuál es el papel de los comunicadores y comunicadoras indígenas como eje trasversal en la dinámica política y organizativa de los pueblos”.

Por su parte, el mexicano Braulio Vásquez García, miembro del Comité organizador, saludó a todos los pueblos y comunicadores del mundo presentes en Tlahuitoltepec, así como a los pueblos y comunicadores de los diferentes estados de México e invitó “a intercambiar nuestra palabra y conjuntemos la espiral, juntemos nuestra palabra y nuestro pensamiento desde el corazonar de nuestra existencia como pueblos originarios”.

En tanto, el Doctor Franco Gabriel Hernández, de México, del Comité organizativo de la II Cumbre, invitó a los comunicadores, comunicadoras y a los participantes y los pueblos de Tlahuitoltepec a construir desde la palabra y las acciones una propuesta de autonomía para los pueblos indígenas. La invitación se dio en el Acto de apertura del Evento, durante el cual contó cómo se llegó al final de la preparación de la Cumbre y al principio de su realización, “vencidos distintos problemas que se presentan en la preparación a un magno evento como éste, estamos unidos el águila y el cóndor en esta tierra privilegiada...”

El programa cultural de la Segunda Cumbre Continental de Comunicación Indígena en un festival en toda forma, gran escaparate de propuestas donde las lenguas originarias  toman otro sentido y rumbo.


“En ningún momento el Estado mexicano ha condicionado ni comprometido la autonomía de la Cumbre por el apoyo recibido, falso es que el gobierno mexicano nos haya trazado lineamiento, ha asumido el papel de apoyo y ha sido respetuoso de nuestro papel y trabajo, si algo falla está en nosotros los comunicadores. La Autonomía no es una palabra, se construye en las acciones, en este caso desde las acciones de los comunicadores; nosotros somos responsables de construir autonomía con nuestro trabajo, con nuestro pensamiento y con nuestras experiencias”, reiteró.

Hasta esta cumbre llegó un grupo de comunicadores mayas de Yucatán que han formado parte de las mesas de debate y propuestas, así como de los talleres que han permitido el intercambio de experiencias entre los pueblos.

El Yucateco Fredy Poot, integrante del comité de seguimiento de la Cumbre, indica que es necesaria la participación activa de los comunicadores en los procesos de capacitación para contar con más herramientas que permitan el empoderamiento de los pueblos a través de la producción de programas que respeten la forma de pensar y actuar del pueblo maya.

Como se informó, en esta cumbre la delegación procedente de Yucatán está conformada por jóvenes comunicadores de Tahdziú,Valladolid, Hunucmá, Motul, Peto, Mérida, entre otras.

La cumbre también ha sido excelente escenario para las manifestaciones artísticas culturales de los pueblos de Oaxaca; en Tlahutoltepec se encuentra el CECAM, la máxima escuela de música que prepara a las mujeres y jóvenes en diversos niveles para ser parte de las bandas musicales de buen nivel, sin perder la cosmovisión y respeto a la vida, cultura y a la madre tierra, la música y danzas resulta también una forma de comunicar cuando se hace respetando los orígenes de los pueblos ancestrales.

Exitoso festival musical indígena 


Las bandas filarmónicas de la región conjuntaron su talento para ofrecer un concierto inolvidable con 244 músicos en escena, la filarmónica de Ayutla, la de Tamazulapam, Tlahuitoltepec y la Filarmónica Femenil, junto con los del CECAM.

El escenario resultó formidable para este desfile de talento musical y escénico mostrado ante los ojos del mundo con expresiones variadas surgidas de diversos pueblos indígenas de México, convirtiendo el programa cultural de la Segunda Cumbre Continental de Comunicación Indígena en un festival en toda forma, gran escaparate de propuestas donde las lenguas originarias toman otro sentido y rumbo.

Obcen-Ángel, del verso-rap, indígena Otomí, fue quien abrió escenario desde el domingo, con Macario Pat, quien trajo a la cumbre rap maya, y Nunduva yaa, con un ensamble de jazz mixteco; la obra escénica “Insomnio”, performance con la compañía artística “Los del Peligro” de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México; esto solo para “abrir boca” durante las vísperas de los trabajos, empezando con ellos el desfile de artistas, músicos, cantantes, actores, poetas y escritores indígenas, programados en dos escenarios, durante ocho días.

El denominador común en esta organización fue el origen étnico de los artistas, pero sobre todo la reivindicación de las lenguas originarias, que han tomado cauce en diferentes expresiones, adoptando y fortaleciendo otros canales para la difusión y preservación de su cultura, lográndose éxitos singulares con su orgullo indígena por delante, junto con sus vestimentas e idiomas.

En este abanico de talentosos indígenas destacaron las propuestas musicales con signos de rebeldía y argumentos contestatarios como los de “Atletas Campesinos”, de Querétaro,  quienes llevan su mensaje en “reggae aboriginal” y realizaron una ceremonia chichimeca; también con reggae en maya se presentó  Santos Santiago, quien compartió con El Cima Atte (mexasur Crew).

El tenor pehuenche Miguel Ángel Pellao desde Chile viajó a Santa María Tlahuitoltepec, para ofrecer su canto; el grupo Cascabel de Efraín Pérez de Tamazulapan, Mixe, deleitó también a los asistentes, quienes disfrutaron de la música experimental de Neutle y Arte circense, Psychedelic Spancerock. Y con sones jarochos se presentó Tepacamino Colectivo Muisquero.

En esta pléyade de arte, música, cultura, poesía, plástica, donde el tema indígena predomina se anotó la obra escénica de calle “Insomnio”, un perfomance de “Arte Nuevo territorio”, poesía musical de Danskill, de Tamazulapan, Mixe; y el grupo de Indios Seris Hamac Caziin-Rock Comca´ac.

El programa se completa una muestra dancística Ayuuk, donde participarán grupos de Tamazulapan, Ayutla, Talhuitoltepec, Santa María Yacochi; Santa Cruz Tlahuitoltepec y Villa Zaachitla; la Kaskibana-ska, Chan santa Roots-música-reggae-ska maya y grupos  Dinastía de la Sierra y Venado Azul,  música Wirraika llegados de Jalisco y Nayarit.

La foto del recuerdo de los comunicadores yucatecos en la Cumbre.

Cabe resaltar la participación estelar de las bandas filarmónicas de la región, quienes conjuntaron su talento para ofrecer un concierto inolvidable con 244 músicos en escena, la filarmónica de Ayutla, la de Tamazulapam, Tlahuitoltepec y la Filarmónica Femenil, junto con los del CECAM, quienes además de presentarse en el acto inaugural estarán también en el de clausura junto con la Banda oficial de Tlahuitoltepec, Mixe,  concluyendo así como el programa cultural, convertido en festival por la calidad de sus exponentes y al diversidad de expresiones.

Eutimio Antúnez y Claudia Barajas, coordinadores de la programación cultural, explicaron además de la respuesta hacia el ciclo de cine, convertido en debate y valioso intercambio de experiencias entre realizadores, más de 60 filmaciones trasmitidas en dos escenarios, todas referidas al tema indígena de distintos países; el corredor artesanal recibió también afluencia importante, así como el museo itinerante, donde se aprecia la cultura de 35 pueblos indígenas, apoyados en esto por el Consejo Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, CDI. (Ángel Chan May)

0 comentarios:

Publicar un comentario