domingo, 22 de septiembre de 2013

21:42:00
CIUDAD DE MÉXICO, 22 de septiembre.- Tras reconocer que en México falta mucho por hacer para acercar a los estudiantes a la ciencia, el subsecretario de Educación Superior de la Secretará de Educación Pública (SEP), Rodolfo Tuirán Gutiérrez, reveló que existen dos obstáculos que el país debe superar para salir de esa crisis.

"El primero tiene que ver con la forma en que se percibe la ciencia en nuestro país, que es, finalmente un entorno fundamental que impide que las personas se familiaricen con la ciencia por las propias percepciones que tienen sobre ésta", mencionó el funcionario federal al analizar esta problemática.


En ese sentido, una encuesta de 2009 revela dos aspectos preocupantes: por un lado, seis de cada 10 mexicanos piensan que el trabajo de los científicos les genera temor e incomprensión; por el otro, dos de cada tres mexicanos piensa que los científicos no realizan un trabajo de suficiente relevancia para el país.


Luego de apuntar lo anterior el subsecretario de Educación Superior dijo que estas percepciones deben ser combatidas. "No podemos aspirar, en un país como este, a desarrollar una cultura científica sólida si no vencemos esos problemas fundamentales".

El otro obstáculo al que se refirió Tuirán Gutiérrez es el de la afición por la lectura: "Sólo tres de cada 10 mexicanos leen al menos un libro cada año. Otro dato muy preocupante pero que deja ver luz al final del túnel, es que seis de cada 10 que leen al menos un libro al año, lo hacen por afición y por gusto".

La reflexión que hizo fue en el sentido de que "esos son datos fundamentales, y más si entendemos que el 60 por ciento de los jóvenes entre 12 y 17 años que han leído al menos un libro, lo han hecho por placer", es decir en México existen las condiciones para hacer una nación de lectores.

"En ese sentido esa es la condición fundamental para garantizar que en el país somos capaces de extender y arraigar esa cultura y sobre todo, de atraer a los niños, niñas, adolescentes y jóvenes a la lectura de colecciones sobre ciencia, como las que edita y fomenta el Fondo de Cultura Económica (FCE)".

Asimismo, felicitó al FCE por trabajar para que "ese modelo educativo se desarrolle en las escuelas y cuente con la literatura y el respaldo que representan acciones como las convocatorias al XIII Concurso "Leamos la ciencia para todos" y el II Premio Internacional de Divulgación de la Ciencia "Ruy Pérez Tamayo", cuyas convocatorias están abiertas.

El funcionario recordó una frase del maestro Daniel Cosío Villegas: "La ciencia en México es como una suerte de magia, los científicos son como una suerte de magos y, en todo caso, hacer ciencia en un país como el nuestro es una suerte de milagro", la cual es vigente pero con esperanza de superación.

"Nuestra responsabilidad en el sector científico y educativo es hacer que el desarrollo de la ciencia sea cada vez menos un milagro, y al contrario, una práctica arraigada y permanente que llegue hasta nuestros niños y niñas", finiquitó Rodolfo Tuirán Gutiérrez. (La Jornada)

0 comentarios:

Publicar un comentario