sábado, 28 de septiembre de 2013

16:35:00
ESTADOS UNIDOS, 28 de septiembre.- Los residentes de Maryland han adquirido armas en cifras récord antes de que el martes entre en vigencia una nueva ley que fortalece los entrenamientos de seguridad y prohíbe 45 tipos de armas de asalto.


Sus detractores señalan que la ley sólo dificultará que los ciudadanos cumplidores de las leyes ejerzan sus derechos para portar armas garantizados por la Segunda Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos de Norteamérica.

Sostienen además que el estado no se preparó adecuadamente para su adopción después que el gobernador Martin O'Malley, que considera postularse a la Casa Blanca en el 2016, impulsara la complicada legislación en la Asamblea General para cimentar sus credenciales en una potencial elección primaria del Partido Demócrata.

Los opositores a las restricciones presentaron una demanda el jueves ante una corte federal de Baltimore en un intento por bloquear la aplicación de esa ley. El tribunal realizará una audiencia el martes en torno a la solicitud que hicieron para bloquear temporalmente su adopción mientras la corte considera si prohíbe permanentemente que el estado ponga en vigencia la legislación.

Cuando O'Malley la firmó en mayo, destacó una cláusula de la misma que obligará a los residentes que adquieren un arma corta a presentar sus huellas dactilares como requisito para poder poseerla. Maryland es el sexto estado que exige lo anterior.

"Los estados con cláusulas similares para otorgar permisos tienen tasas de fallecimientos por armas sustancialmente más bajas que los estados que no las tienen. Por ello, si queremos mejores resultados, debemos elegir mejor, y esta legislación forma parte de esa serie de mejores selecciones que estamos haciendo" , dijo el gobernador. Los otros estados son Connecticut, Hawai, Massachusetts, Nueva Jersey y Nueva York.

Sin embargo, la senadora estatal republicana Nancy Jacobs, opuesta a la ley, puso en duda la efectividad de la legislación, incluida la toma de huellas dactilares. La legisladora dijo que se sometió a la toma digital de dichas huellas cuando adquirió un arma de fuego hace poco y le dijeron que no podían reconocerlas correctamente.

La senadora agregó que los delincuentes encontrarán la forma de obtener armas, como siempre lo han hecho. (Con información de AP y El Universal)

0 comentarios:

Publicar un comentario