viernes, 6 de septiembre de 2013

12:51:00
RUSIA, 6 de septiembre.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió hoy aquí a sus colegas de México, Enrique Peña Nieto, y Brasil, Dilma Rousseff, superar el episodio del espionaje al que fueron sometidos por la inteligencia estadunidense.


"Entiendo las preocupaciones de los mexicanos y los brasileños, y vamos a trabajar con sus equipos para resolver esta fuente de tensión", dijo Obama en rueda de prensa al término de la cumbre del G-20 realizada en esta ciudad rusa.

"Vamos a trabajar sobre este asunto particular, pero eso no nos va a distraer de los preocupaciones mayores que tenemos y las oportunidades que queremos para poder avanzar", reiteró el mandatario estadunidense.

El jefe de la Casa Blanca indicó que las relaciones de Estados Unidos con estos dos importantes socios latinoamericanos no deberán verse afectadas por las revelaciones hechas por la prensa a partir de nuevos documentos dados a conocer por Edward Snowden.

En el marco de la cita del G-20, Obama sostuvo por separado encuentros con Peña Nieto y Rousseff, quienes junto a la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, fueron los tres mandatarios latinoamericanos que participaron en la cumbre.

"Les aseguré a la presidenta Rousseff y al presidente Peña Nieto que yo tomo muy en serio estos alegatos y entiendo sus preocupaciones", dijo Obama en respuesta a una pregunta al respecto.

El programa de televisión Fantástico, del canal brasileño TV Globo, reveló el domingo pasado que Estados Unidos espió a Rousseff y a Peña Nieto, cuando éste era candidato.

En un reportaje, el periodista Glenn Greenwald dijo que la información provino de documentos que le fueron entregados por Snowden, exanalista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos y quien se encuentra asilado en este país.

El reportaje habló de un documento "ultra-secreto" llamado "Filtración inteligente de datos: estudio de caso México y Brasil", que detalla un espionaje a las comunicaciones de Rousseff con sus principales asesores y de éstos entre ellos y con terceros.

Obama dijo que dado que las nuevas revelaciones surgieron a través de la prensa tendrá que encontrar "qué es lo que está pasando", pero insistió en desestimar su impacto en las relaciones bilaterales con ambas naciones.

"Sólo porque existen tensiones eso no quiere decir que esto va a superar todo el amplio abanico de interés que compartimos con muchos de estos países", manifestó.

Como evidencia de ello Obama mencionó la visita que Rousseff realizará a Estados Unidos el 23 de octubre próximo y las visitas que él efectuó previamente a esas dos naciones. (Notimex)

0 comentarios:

Publicar un comentario