domingo, 22 de septiembre de 2013

17:36:00
NAIROBI, Kenia, 22 de septiembre.- La mayor parte de los rehenes que se encontraban desde este sábado en manos de un grupo de atacantes en un centro comercial en Nairobi, capital de Kenia, fueron rescatados, indicaron hoy fuentes oficiales.

Según el Ejército, los agentes de seguridad lograron ganar el control de casi todo el complejo comercial en el que se encontraban los secuestradores, supuestos miembros de la milicia Al Shabaab, que irrumpieron a disparos en el centro comercial, mataron a 68 personas y tomaron de rehén a una cantidad no determinada de individuos.

Las fuerzas de seguridad arribaron al lugar y se desencadenó un tiroteo, que obligó a los atacantes a atrincherarse en el interior del centro comercial Westgate y a tomar un número aún incierto de rehenes para protegerse.

Fuentes oficiales informaron además que en el operativo resultaron heridos cuatro agentes de seguridad.

Pese a la información de la liberación de los rehenes, el combate de los atacantes, que se estima que son 15, parece continuar.

Fuerzas especiales israelíes llegaron el domingo a apoyar a las fuerzas kenianas, indicó a la AFP una fuente que pidió el anonimato.

Los soldados se enfrentan al grupo fundamentalista Al Shabab, que mantiene retenidos a una treintena de rehenes desde hace 24 horas en el centro comercial Westgate de Nairobi.

Este domingo de tarde se escucharon disparos esporádicos, 30 horas después del asalto al centro comercial a manos de un comando integrado por unos 10 hombres encapuchados que irrumpió disparando con armas automáticas y arrojando granadas contra clientes y empleados.
Un cadáver en el mall. (Reuters)

Un sobrino del presidente de Kenya Uhuru Kenyatta falleció junto a su prometida en el asalto del centro comercial por parte de la milicia islamista somalí Al Shabab, que se ha cobrado al menos 68 vidas.

"Mi sobrino y su prometida están entre quienes han muerto en este ataque", anunció hoy Kenyatta, en un discurso a la nación con motivo de este suceso, que continúa con los terroristas atrincherados con rehenes en el interior del edificio.


La huida de los compradores, el sábado. "Nueve cuerpos" más han sido encontrados durante el asalto al centro comercial que llevaban a cabo por la tarde las fuerzas kenianas. La cifra anterior era de 59 muertos.

"Yo conocía personalmente a estas personas jóvenes y maravillosas", agregó el jefe del Estado, en referencia a sus familiares muertos en la masacre.

"Por desgracia, el perverso y cobarde acto de terrorismo se ha cobrado 59 vidas y ha herido a más de 175 personas", señaló durante su discurso a la nación Kenyatta, que calificó a los asaltantes de "panda criminal de cobardes".

El líder keniano reafirmó su compromiso con la "lucha contra el terrorismo", después de que Al Shabab presentara el atentado como una acción de represalia por la presencia de las Fuerzas Armadas en Somalia, donde forman parte de la misión internacional de apoyo al Gobierno en su campaña contra grupos fundamentalistas.

"Fuimos como una nación a Somalia para ayudar en la lucha contra el terrorismo", indicó Kenyatta, que reafirmó su "compromiso para luchar y ganar esta guerra".

Kenyatta quiso mostrar su "profundo duelo" y "dolor" a las familias de las víctimas, a quienes recordó que cuentan con el aliento de personas de todo el mundo y que "no están solas".

El ataque comenzó alrededor de las 13:00 hora local (10:00 hora GMT) del sábado, cuando una decena de miembros el grupo somalí irrumpió en el centro comercial lanzando granadas y disparando contra los numerosos compradores que se encontraban en el edificio.

El presidente keniano agradeció la respuesta a las diversas agencias de seguridad del Estado que han contribuido a salvar a más de mil personas que se encontraban dentro del complejo comercial en el momento del asalto.

Kenyatta recordó que entre 10 y 15 terroristas siguen dentro del edificio con "muchos civiles desarmados, conmovidos e inocentes", y se mostró "satisfecho" con la respuesta de las fuerzas del Estado kenianas.

"No se saldrán con la suya con sus actos despreciables y bestiales", dijo sobre los responsables del ataque.

"Castigaremos también a los autores intelectuales de manera rápida y dolorosa", agregó el jefe de Estado, que pidió a los kenianos "derrotar (a los terroristas) con unidad".(La Nación)

0 comentarios:

Publicar un comentario