domingo, 22 de septiembre de 2013

11:00:00
MÉRIDA, Yucatán, 22 de septiembre.- La cúpula empresarial local exigió hoy a los legisladores federales de la entidad emitir su voto en contra de la iniciativa de reforma hacendaria del presidente Enrique Peña Nieto porque promueve “el terrorismo fiscal, así como una muy peligrosa discrecionalidad por parte de la autoridad”.

Encabezados por el dirigente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Mérida, Nicolás Madahuar Boehm, los empresarios locales se reunieron con los coordinadores de los diputados federales por el PRI y el PRD, Mauricio Sahuí Rivero y Mario Cuevas Mena, así como el legislador panista Raúl Paz Alonzo (PAN), a quienes plantearon su desacuerdo con la impopular iniciativa presidencial.

Argumentaron que, de aprobarse, la reforma “profundizará el entorno recesivo” de la economía nacional pues “introduce graves distorsiones al modificar las reglas impositivas de las empresas” y desalentará la inversión.

Madahuar sostuvo que en el sentido en que se plantea, “en lugar de cobrarles poco a muchos, pretenden cobrarle mucho más a los mismos de siempre”, lo cual, resaltó, va en contrasentido a las necesidades del país en materia de crecimiento económico y generación de empleo.

“No queda claro el rumbo económico que se persigue”, comentó, y añadió que el diseño de la reforma “carece de una estrategia de fondo para abatir la informalidad, por lo que tendrá el efecto opuesto al encarecer fiscalmente la creación de empleo formal”.

Asimismo, señaló que “plantea de manera simplista su carácter inminentemente recaudatorio a costa del aparato productivo e induce, por su perfil centralista, una regresión del federalismo tributario basado en el incremento del gasto público y el déficit sin presentar de forma clara esfuerzos de austeridad gubernamental y transparencia”.

No obstante, aclaró que los empresarios no se oponen “a equilibrar la proporcionalidad que haga a los contribuyentes pagar impuestos de acuerdo con su capacidad económica”, empero, “lo que se tiene que entender es que el primer afectado con esta iniciativa no es el sector patronal sino los trabajadores y la sociedad en su conjunto”.

Opinó que México necesita generar condiciones de desarrollo que permita la creación de nuevos y mejores empleos y advirtió que si no se procura el entorno económico adecuado los sectores más necesitados no progresarán.

En ese contexto llamó a los legisladores a que antes de votar se cuestionen “¿Cuál es el rumbo de política económica que inspiró a esta propuesta?; ¿Qué tipo de nación aspiramos a ser?; ¿Debemos ir en contra de las enseñanzas que nos han dejado los modelos exitosos de transformación del mundo moderno?”.

Y destacó: “el Centro Empresarial de Mérida expresa su más enérgico rechazo a la iniciativa de reforma hacendaria y les hace un llamado para que escuchen las propuestas del sector productivo y la modifiquen, toda vez que su diseño significa un riesgo inminente de retroceso económico y social para Yucatán y México”.

Al respecto, Sahuí Rivero dijo que la reforma aún está en análisis y ofreció ser el conducto para canalizar ante la comisión de Hacienda de la Cámara Baja las propuestas del sector empresarial de Yucatán relacionadas con la reforma hacendaria.

“El PRI no puede aprobar por sí solo la reforma hacendaria, seguramente se establecerán los acuerdos con otras fuerzas políticas que permitan lograr una propuesta que tenga la aceptación de la mayoría de los integrantes de la Cámara de Diputados”, dijo.

Y adelantó que la propuesta presidencial sufrirá modificaciones, de acuerdo a los planteamientos que surjan durante la discusión del tema en el seno de la Comisión de Hacienda que ha convocado a una serie de foros de consulta que se desarrollarán en el transcurso de la próxima semana.

En tanto, en el marco del primer informe del diputado federal Sergio Chan Lugo, el dirigente del PAN en Mérida, Gerardo Bolio de Ocampo, el alcalde Renán Barrera Concha y Chan Lugo, destacaron el impacto negativo que tendrá para la ciudadanía la reforma hacendaria y criticaron el doble discurso de la actual administración federal priista que, “por un lado, asevera que la iniciativa posee sentido social, cuando en realidad le carga impuestos en los hombros de la gente que tiene menores recursos económicos”.

Bolio de Ocampo destacó “la gran responsabilidad que tienen los integrantes del Poder Legislativo para frenar el desorden, el populismo, la demagogia y el doble discurso oficial del gobierno de Peña Nieto que, por un lado, asegura que la iniciativa tiene sensibilidad social, cuando lo que pretende es gravar más a las clases medias de la sociedad que son las que favorecen el consumo”.

Barrera Concha comentó que con la iniciativa “reciclamos historias que creíamos superadas con la desaceleración económica y recesión” y “con esto los municipios son perjudicados porque no fluye dinero a sus arcas, aunado a las restricciones económicas”.

Chan Lugo aseveró que la reforma hacendaria “pega a la pared a quienes menos recursos tienen y lacera a la ciudadanía para mantener a un gobierno ineficaz que comete dispendios y maneja mal la administración federal”.

“Peña Nieto quiere vivir de préstamos, pero los diputados panistas no lo vamos a permitir y diremos ¡no! al cobro del IVA en colegiaturas, en rentas e hipotecas”, aseguró. (Rosa Santana para Proceso)

0 comentarios:

Publicar un comentario