viernes, 6 de septiembre de 2013

16:52:00
MORELOS, 6 de septiembre.- César Vidal González, de 33 años de edad, fue secuestrado, asesinado, y su cuerpo  fue encontrado en las inmediaciones de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la entidad, sin embargo este   caso igual que decenas de privaciones ilegales sigue impune. 


Fue el 10 de  noviembre de 2012 que César, de profesión arquitecto,   fue privado de su libertad cuando salía, en su automóvil, del centro comercial Galerías Cuernavaca, ubicada esta al norte de la ciudad. Y cuatro días después apareció muerto en las inmediaciones de la PGJ. 

La denuncia lo hizo su hermano, Oscar Vidal González, quien acusó a la Secretaría de Seguridad Pública  (SSP) y a los policías ministeriales de la PGJ de ser los responsables de la muerte de su hermano porque dijo que cuando ellos pidieron ayuda a estas corporaciones policiacas, de manera extraña (o porque los uniformados trabajan con los secuestradores) los delincuentes se enteraron, lo que complicó la negociación para que liberaran a César. 

César trabajaba en la ciudad de México, pero cada fin de semana viajaba a esta ciudad en donde vivía con sus padres; pero  el sábado 10 de noviembre de 2012, es decir a un mes y días de la administración del  gobernador perredista, Graco Luis Ramírez, fue privado de su libertad cuando salía de ese centro comercial y se dirigía a su casa. 

La cantidad que pedían los secuestradores a los padres de César era de 200 mil pesos, pero esa cantidad no la pudieron reunir, por lo que algunos de sus familiares (que les cooperaron para entregar una parte a los secuestradores), propusieron pedir ayuda a las corporaciones policiacas del gobierno del estado para pagar al cien por ciento el rescate y evitar que asesinaran a César, como ya se los habían advertido, si no les daban la segunda parte. 

Al llamar al número de emergencias  del gobierno del estado, de entrada, contó Oscar, que no les creyeron y que les dijeron que antes de que ellos se pusieran a trabajar que mejor trataran de averiguar que si César no se había secuestrado solo,  porque, según ellos (los uniformados) la cantidad era mínima (la que pedían) y porque ese no era el modus operandi de las bandas de  secuestradores que operan en la entidad. 

Sin embargo, continúo narrando Oscar, minutos después recibieron una llamada de los secuestradores diciéndoles que ya se habían enterado que habían llamado a las corporaciones policiacas, por lo que cancelaron la negociación de entrega del César, pese que ya habían dado una parte del dinero que les habían solicitado. 

Al no obtener llamadas de parte de los secuestradores y ni del paradero de su hermano, decidieron ir a presentar una denuncia por secuestro a la Procuraduría General de Justicia de la entidad; pero les fue peor, ya que en cuestión de horas su hermano fue encontrado muerto en el interior de su automóvil (el 14 de noviembre), en una de las calles en donde está la PGJ, en la colonia Buena Vista, por lo que los familiares de César  no descartan  que tanto policías estatales y ministeriales estén participando en los secuestros que se registran en la entidad, igual como pasó en administraciones priistas pasadas. 

El hermano de Oscar, quien participó en la segunda Marcha del  Silencio  por la Paz que se registró en esta ciudad el pasado domingo, aseguró que después de que su hermano fue encontrado asesinado cerca de la PGJ, esta institución no avanzó en esa investigación,  por lo  que  a 10 meses de que fue secuestrado y  asesinado su hermano  no hay ninguna persona detenida. 

Por el secuestro y asesinato de  César su familia  exigió que por no cumplir con su función, tanto la titular de la SSP, Alicia Vázquez Luna, y el Procurador General de Justicia, Rodrigo Dorantes sea destituidos de sus cargos, también se sumó a la demanda, que hicieron los participantes de la marcha, al congreso local que aprueban las leyes reglamentarias para que en esta entidad opere la Revocación de Mandato, y si el gobernador perredista sigue sin dar resultados sea destituido del cargo. 

Morelos según estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Consejo Nacional de Seguridad Pública Morelos ocupa el primer lugar a nivel nacional con más secuestros, y en lo que va de la adminitración del gobernador, de octubre 2012 a julio de 2013 van 118 secuestros denunciados. 

Entre las personas que están hasta hoy secuestradas destacan el ex alcalde de Tetecala, Víctor Tapia, y las 7 personas del Distrito Federal que visitaron Morelos el pasado 6 de julio de 2013. Pues de ninguno se sabe nada de su paradero. (Rubicela Morelos para La Jornada)

0 comentarios:

Publicar un comentario