viernes, 6 de septiembre de 2013

18:05:00
CIUDAD DE MÉXICO, 6 de septiembre.- El caricaturista mexicano y colaborador de la revista El Chamuco y los Hijos del Averno, Armando Gámez Padrón, presentó en las Comisiones Mixtas del Sindicato de Trabajadores de Universidad Nacional Autónoma de México (STUNAM) su libro titulado “Lejos de la línea”, así como una exposición con varias de sus obras.

Gámez presentó su nueva obra en las instalaciones de la STUNAM (Foto: Revista Punto de Vista)

“Lejos de la línea”, dijo el autor, tiene que ver con las leyes de la óptica que precisan que la línea no existe, pero sí la luz sobre los objetos, misma que origina el volumen de estos y genera una visión tridimensional. Agregó que sus ilustraciones están inyectadas de ese realismo, aunque dudó de la tridimensionalidad de sus photocartones, los cuales son realizados en programas electrónicos de edición. 

Al hablar sobre la construcción de la caricatura, Gámez afirmó que al desfigurar a un personaje, éste se debe reconocer al primer vistazo, pero si esto no ocurre, “entonces no sirve”. Asimismo, se refirió al rostro y a los gestos como los elementos a través de los cuales se devela la personalidad de los individuos, por lo cual, con la caricatura “se redimensiona en un contexto de crítica”. 

Gámez, “sobrino del chamuco”, aseveró que la caricatura es humor por lo que se puede abordar con ironía, y de manera crítica, temas sociales. Agregó que la caricatura conlleva el reto de hacer sencillo lo complejo o de encontrar la complejidad a lo sencillo. 

“No es fácil hacer humor cuando tenemos una realidad tan triste y tan grotescamente ofensiva para la inteligencia y que estos ‘señores del poder’ nos la quieran mostrar bonita y grata”, dijo con respecto a la labor del dibujante para tomar estos elementos de la realidad y transformarlos en humor. En este sentido, Gámez reconoció el trabajo de Rafael Barajas “El Fisgón”. 

Durante este acto, Gámez comentó que su obra es el acopio de tres años de caricaturas e ilustraciones políticas, mismos que le permitieron reunir los comentarios de personas como Edgar Clément, Rafael Barajas “El Fisgón”, Ángel Boligán, Walter Toscano, Gilberto Bobadilla de Anda, entre otros caricaturistas de distintas nacionalidades. 

La “vaca sagrada” de la novela gráfica mexicana y el game del “Fisgón” 

A la presentación del libro también acudió Edgar Clément, quien fue llamado por Gámez como la “vaca sagrada” de la novela gráfica mexicana por sus trabajos artísticos, entre los que destaca “Operación bolívar”. También fue el co-fundador de la historieta “El gallito inglés”. 

Entre algunas bromas, Edgar Clément, reconoció el trabajo de Gámez, mismo que le dio un lugar para formar parte de los “sobrinos” de la revista “El Chamuco y los Hijos del Averno”. 

Por otro lado, “El Fisgón”, quien prologó el libro, dijo haberse dado a la tarea de encontrar el significado de la palabra “Gámez”. El caricaturista buscó esta palabra en el diccionario inglés-español y encontró que “game” significa juego, partida, divertimento, entre otras definiciones. Por otro lado el diccionario baturro-español precisa que “Gámez” “significa lo mismo que en inglés, pero en mestizo”. 

Sin embargo, dijo que la Enciclopedia Mexicana de Caricatura define “Gámez” como aquel dibujante que divierte y se divierte “jugando una partida audaz con su presa a la que caza en un set”. 

“Cuando vi los trabajos de Gámez, dije, ‘quién será este chavito tan talentoso’, pero cuando lo conocí en persona y me di cuenta de que tenía mi edad me llené de esperanza y pensé que algún día sería como él”, dijo de manera jocosa “El Fisgón” al hablar sobre el autor de “Lejos de la línea”. 

Rafael Barajas indicó que Gámez retomó el portrait-charge (retrato caricatura) que se ha trabajado desde el siglo XIX. Este estilo, afirmó, es un dibujo combativo que busca ofender a un sujeto. “El retratista es el cirujano plástico que le inyecta dos litros más de botox a Elba Esther Gordillo”. 

Al hablar sobre este estilo de caricatura, “El Fisgón” se refirió a Gámez como un dibujante que lleva de buena manera esta corriente artística, la cual exige sadismo, realismo extremo, veneno, mala fe y precisión. “Bajo el pincel (mouse) de Gámez, el cutis de Rosario Robles se vuelve un mapa topográfico del Tepozteco y el de Jesús Zambrano se revela como el verdadero ‘señor cara de papa’”. 

Rafael Barajas aprovechó la ocasión para invitar a los asistentes a manifestarse el próximo 8 de septiembre en el Zócalo capitalino contra la reforma energética que impulsa el gobierno de Enrique Peña Nieto. Explicó que el petróleo representa 40 por ciento de los ingresos del país y “compartir ese dinero con las empresas multinacionales es una merma grave para las finanzas públicas”. 

Quienes deseen adquirir la publicación deberán escribir al correo electrónico gapaar@prodigy.net.mx (Jonathan Irineo para NotieSe)

0 comentarios:

Publicar un comentario