miércoles, 18 de septiembre de 2013

18:13:00
CIUDAD DE MÉXICO, 18 de septiembre.- El 74 por ciento de las mujeres trangénero entrevistadas en sitios de encuentro de esta población en la Ciudad de México, y a las que se les aplicó una prueba de detección de VIH, no sabía que estaba infectada con el virus, así lo demostró la primera encuesta sociodemográfica sobre comunidad transgénero y VIH, un proyecto encabezado por Arantxa Colchero Aragonés, investigadora del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP).


La investigación, realizada en 2012, abarcó 583 encuestas aplicadas a mujeres transgénero en 21 sitios de encuentro -discotecas, hoteles, cantinas, estéticas y puntos de trabajo sexual en la calle-, las instalaciones de la Cínica Especializada Condesa (CEC) y en cuatro centros penitenciarios (los reclusorios Norte, Sur, Oriente y Santa Martha Acatitla). 

El objetivo de la encuesta era conocer el perfil sociodemográfico y los principales problemas de salud de las mujeres transgénero de la Ciudad de México, en particular el porcentaje de casos positivos de VIH. Por tal motivo, la investigación consistió en un cuestionario además de la aplicación de una prueba para detectar la presencia o no de este virus. 

De acuerdo con Colchero Aragonés, la prevalencia de VIH en las mujeres transgénero entrevistadas en lugares de encuentro es de 20 por ciento, de las cuales, sólo 26 por ciento de las que dieron reactivo a la prueba conocía su estatus serológico, lo que significa que aproximadamente 74 por ciento no sabía que vivía con el virus. 

La investigadora del INSP indicó que debido a que la CEC es un espacio en el que se brinda atención a personas que viven con VIH, 98 por ciento de las mujeres trans encuestadas en ese lugar ya conocía su estatus. Por otro lado, el estudio arrojó que en los centros penitenciarios la prevalencia de VIH en este grupo es de 32 por ciento y el porcentaje de mujeres trans que sabían que viven con el virus fue de 75 por ciento. 

Mujeres transgénero, más propensas al suicidio, adicciones y discriminación 

Otros datos relevantes arrojados por esta encuesta es que un alto porcentaje de las mujeres transgénero entrevistadas dijo haber tenido ideas suicidas, pues mientras 8 por ciento de la población general ha externado tener deseos de quitarse la vida al menos en una ocasión, las personas trans encuestadas en lugares de encuentro expusieron haber tenido esa idea en un 28 por ciento, 39 por ciento en la CEC y 57 por ciento en centros penitenciarios. 

Colchero informó que más del 94 por ciento reveló a su familia el deseo de ser mujer a la edad promedio de 15 años, y de este porcentaje cerca del 40 por ciento no contó con el apoyo de sus familiares, por lo que al no ser respaldadas por su núcleo familiar, se vieron orilladas a vivir en la calle, en algunas ocasiones por más de seis meses. 

En lo que respecta a la discriminación, 65 por ciento de las mujeres trans entrevistadas en los lugares de encuentro contestó que se han sentido discriminadas. La investigadora aseveró que esta cifra es mayor a la que se registró en hombres que tienen sexo con hombres, en otra investigación elaborada por el INSP, quienes dijeron haberse sentido discriminados en un 55 por ciento. 

Aragonés señaló que la familia es el principal grupo que discrimina a las mujeres transgénero, seguida por amigos, policías y personal de salud. 

Por otro lado, mencionó que las adicciones son también un problema de salud de la comunidad trans, pues si bien la prevalencia de consumo de alcohol en la población general es de 77 por ciento, en las mujeres trans es de 94. 

De igual manera, en tanto el consumo de mariguana en la población general es de 6.5 por ciento, en las mujeres trans es en promedio de 56, y el consumo general de cocaína es de 3.6, cuando en ellas es de 53 por ciento. 

Al respecto, Colchero dijo que es importante la visibilización de este grupo de la diversidad sexual debido a que ellas viven una serie de problemas originados por la discriminación, que pone en riesgo su salud física y psicológica al no tener servicios disponibles. 

Sobre este punto, trascendió que en promedio 80 por ciento de las mujeres trans ha usado hormonas, 50 por ciento sustancias modelantes y 38 por ciento recurrió a alguna cirugía. 

La investigadora reconoció que en México no hay lugares que brinden servicios específicos de salud de manera gratuita que ayuden a este sector poblacional a realizar su transición sexogenérica, a excepción de la Clínica Especializada Condesa. 

Por tal motivo, advirtió que al no contar con suscripción médica, 17 por ciento de las encuestadas que han usado hormonas reportó haber sufrido complicaciones de salud alguna vez en su vida, 25 por ciento debido a sustancias modelantes y 10 por ciento por alguna cirugía. 

Jacqueline L´Hoist Tapia, presidenta del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED), y quien presidió este evento, refrendó su compromiso con este grupo de la diversidad sexual, por lo que dijo, desde el COPRED impulsarán la iniciativa de ley que será presentada en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, la cual garantizaría servicios de salud sexual a personas transgénero, para que si así lo desean puedan empezar su transición desde temprana edad y para que su identidad y expresión de género sea respetada desde la niñez.  (Iris Velázquez para NotieSe)

0 comentarios:

Publicar un comentario