miércoles, 14 de agosto de 2013

23:08:00
MÉXICO, 14 de agosto.- “Arrollo” en vez de “arroyo”, “ocaciona” en lugar de “ocasiona”, acentuación incorrecta, pleonasmos, e incluso ubicar a Tulum en Yucatán y no en Quintana Roo son algunos de los 117 errores que contienen los libros de texto gratuito de nivel primaria y que el propio Secretario de Educación, Emilio Chuayffet, ha calificado como “imperdonables”. Ésas son algunas de las deficiencias con las que se toparán millones de alumnos de primaria al recibir sus ejemplares en el arranque del ciclo escolar 2013-2014 que comienza el próximo lunes.

En una revisión de 25 libros que la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos editó para los seis grados de primaria, Animal Político encontró 16 errores evidentes. Los 25 millones de ejemplares que tiró la comisión ya comenzaron a repartirse y en estados como Puebla los profesores han señalado que aún no reciben la guía de erratas con la que la Secretaría de Educación Pública (SEP) pretende subsanar las faltas.

Uno de los errores más frecuentes en los libros que utilizarán los alumnos de primaria a partir de este 19 de agosto, lo constituye la mala aplicación del acento diacrítico. Por ejemplo, en el uso de la palabra “cuando” (figura 1), presente en el libro Lecturas de cuarto grado y cuya forma  debería tener tilde en la “a”, pues expresa duda. Caso similar es el de la palabra “como” (figura 2) en la frase: “en este apartado se indica como realizarás la última revisión y corrección del texto”. Ese error se encuentra en el libro Español de sexto grado.

Otra imprecisión es el uso de coma entre sujeto y verbo. “Este enfoque, incorpora como apoyo Tecnologías de la Información y Comunicación (…)”, dice el libro Educación Artística para cuarto grado (figura 3).


En ese mismo libro, las preguntas que acompañan a la lectura ‘¡Ah, qué burro!’, identifican al municipio veracruzano de San Rafael como ‘san Rafael’, en minúscula, a pesar de ser un nombre propio (figura 4). En el mismo texto, ‘China’ está escrito como ‘china’ (figura 5).

Otro caso destacable aparece en el libro Historia para quinto grado. En él aparece la palabra “arrollo” en lugar de “arroyo” (figura 6).


En el libro Ciencias Naturales de sexto grado, los alumnos que lo reciban leerán “contrarestan” y no “contrarrestan” y “ocaciona” en lugar de “ocasiona” (figuras 7 y 8).


Tulum ‘está’ en Yucatán…

No menos visible es el error en la presentación del bloque II del libro de Geografía, que a doble página muestra una foto de Tulum, zona arqueológica del estado de Quintana Roo, aunque el pie de foto afirma que se trata de una postal de Yucatán. (figura 9).


Asimismo, la falta de criterios para unificar la escritura de palabras cuya acentuación puede variar, según la Real Academia Española, es una constante. En el libro Geografía de cuarto grado se puede encontrar la palabra “icono” o bien “ícono” y “biosfera”, lo mismo que “biósfera”. Por otro lado el uso arbitrario de mayúsculas ilustra una situación similar, pues en la presentación de las lecciones del libro Ciencias Naturales de quinto grado se encuentran: “Naturaleza”, “Sistema Planetario”, o como en el caso del de Formación Cívica y Ética:  “Constitución General”.

Igualmente, salta a la vista la escritura de nombres de países como “Rwanda” o “Kasakstán” (figuras 10 y 11) en el libro Geografía de quinto grado, cuando la propia RAE sugiere la forma castellanizada “Ruanda” para el primero, mientras que lo correcto para el segundo es “Kazajistán”. Otro error presente en la mayoría de los ejemplares es el uso de mayúscula después del signo de dos puntos (:) cuando éstas no se requieren, tal es el caso de la presentación de los contenidos en el libro Ciencias Naturales III (imagen 12).

Por otro lado, la Academia Mexicana de la Lengua, que corregirá estos textos para el ciclo escolar 2014-2015, seguro cambiará el pleonasmo “parvada de aves” (imagen 13), presente en el libro Ciencias Naturales de quinto grado, lo mismo que la sintaxis confusa y repetitiva en la presentación del libro de Lecturas de cuarto grado. (Luis Ángel González Flores para Animal Político)

0 comentarios:

Publicar un comentario