domingo, 4 de agosto de 2013

09:30:00
INGLATERRA, 4 de agosto.- El actor y músico, recordado por la serie de TV 'Doctor House', presentó su segundo disco.


No había piedad: el doctor House no tenía tiempo para sentimientos futiles, como la prudencia o la compasión. Podía decirle a un paciente de qué, cómo y cuándo se iba a morir, sin un segundo de dubitación moral. Cuando lo atormentaba su pasado, el médico cascarrabias tenía una única compañera para aclarar la mente: su guitarra.

Este detalle, presente continuamente en la exitosa serie Doctor House, era un guiño a la musicalidad a flor de piel del británico Hugh Laurie, quien le dio vida al irritante personaje por ocho años y que ahora desata esa sensibilidad cohibida en una declaración de amor al blues, al ragtime y al boogie woogie, sonidos de la época más palpitante del jazz.

‘Didn’t it Rain’, su segunda placa tras su debut con ‘Let Them Talk’, en el 2011, confirma que lejos de ser el capricho de un actor, como los de muchos de sus colegas que graban discos para la ‘egoteca’, este comediante se lo ha tomado en serio para lograr un trabajo de gran factura en el que se destaca su desempeño frente al piano (House tenía uno en su apartamento).

El Laurie músico estaba hibernando desde hace mucho. Venía desde los 80, cuando acompañaba con el piano los disparates de Stephen Fry, con quien armó –en la Universidad de Cambridge– una de las duplas más brillantes de la comedia británica de esa década. Eran comparables con Monty Python, y de ello da cuenta el sketch The Silver Dick, en el que los acompaña John Cleese, miembro de aquel célebre colectivo, como si les pasara la posta del humor británico.

¿Cómo salta de esa escena tan inglesa a cantar versos de la América negra, algodonera, esclava, madurada en los alambiques de principios del siglo XX? “No hay respuesta, pero si te importa el ‘pedigrí’, debes probar algo más, porque no tengo nada de tu talla”, respondía Laurie al presentar su disco anterior.

Ese humor punzante se traslada al cuadernillo que acompaña ‘Didn’t it Rain’, en el que cuenta por qué escogió cada canción. En esta ocasión, Laurie y su banda, The Copper Bottom Band, se desatan con temas de Little Brother Montgomery y Jelly Roll Morton, aquel que decía que el diablo le había pedido hacer su música. Otros cortes se conocieron en voces de Bessie Smith, Lil Green, Count Basie, Louis Armstrong y el ídolo de Laurie, el pianista, exprisionero de guerra de los japoneses y exboxeador Champion Jack Dupree.

Al interpretarlos a su manera, se mete en sus historias, que son tan o más apasionantes que sus canciones. Aclara que el suyo no es un proyecto de rescate, sino que las canta porque le gustan. “Las canciones hermosas mueven a la gente por hermosas, no porque sean productos sociológicos (...). Pero eso no explica por qué un blanco, inglés y de clase media intenta extraer algo de esta reserva protegida. Por derecho, debería estar cantando algo de Duran Duran o Purcell”.

Sorpresiva resulta la inclusión del tango Kiss of Fire, adaptación al inglés de El choclo, de Ángel Villoldo, que interpreta a dúo con la guatemalteca Gaby Moreno, quien lo canta en español.

“Estuvimos en Buenos Aires (...) Luego de nuestro primer concierto, fuimos al bar Sur, y vimos y escuchamos el tango más exquisito que se pueda imaginar (...) Armstrong y Georgia Gibbs hicieron de la versión en inglés un éxito, pero quería mantener la original en español”, explica Laurie en el disco.

‘Didn’t it Rain’ es la segunda etapa de este sueño cumplido de Laurie, que no es el más vendedor de sus proyectos: como actor, tuvo el papel dramático mejor pagado de la TV estadounidense, y sigue muy activo en el cine, incluida su irrelevante aparición en la comedia La hija de mi mejor amigo, vilipendiada por la prensa y que estuvo en cartelera en Colombia.

Su nombre hace parte además del elenco de la nueva versión de Robocop, que se estrenará este semestre. De actor de comedia romántica hasta Robocop, pasando por su papel en Stuart Little, Laurie es versátil en esencia. Ahora es el doctor Blues.

Didn’t it Rain

El actor inglés confirma su vocación musical en este segundo disco, que es su retrato de estándares del ‘blues’ campirano y primario. La colaboración de Taj Mahal le da un sabor intenso a ‘Vicksburg Blues’, de Little Brother Montgomery.

Cómico antes que músico

Antes del éxito de ‘Dr. House’ y de su carrera como músico, Hugh Laurie se juntó en los 80 con Stephen Fry (‘V de venganza’) en una dupla que marcó una época dentro de la comedia británica. ‘Fry and Laurie’ podrían reunirse este año. (Carlos Solano para eltiempo.com)

0 comentarios:

Publicar un comentario