sábado, 24 de agosto de 2013

16:10:00
WASHINGTON D.C., 24 de agosto.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha solicitado al Pentágono que se prepare ante posibles acciones militares en Siria, según aseguró el secretario de Defensa, Chuck Hagel, quien también insinuó que ya han comenzado ciertos movimientos de sus fuerzas navales para esa tarea. Hagel explicó a los periodistas en su avión, camino de Malasia, que Obama ha ordenado movimientos específicos al Pentágono para preparar una posible acción militar que «requiere posicionar» las fuerzas militares de EEUU para cualquier decisión que tome el presidente.

Precisamente Obama se ha reunido este sábado en la Casa Blanca con sus asesores de seguridad nacional para analizar las opciones militares en Siria, informaron fuentes de la residencia oficial. Obama ha expresado cautela acerca de una intervención militar estadounidense sin el respaldo de Naciones Unidas, como respuesta al supuesto uso de gases tóxicos por parte del régimen de Al Assad contra los rebeldes que combaten su Gobierno.

Niños sobreviviente al ataque con gas tóxico.(Reuters)(clic a la foto)

«El Departamento de Defensa tiene la responsabilidad de proporcionar al presidente opciones para las posibles contingencias, y eso requiere posicionar nuestras fuerzas, posicionando nuestros activos, para poder llevar a cabo las diferentes opciones que el presidente pueda elegir», dijo Hagel.

El secretario de Defensa dijo que EEUU se está coordinando con la comunidad internacional para determinar «qué fue exactamente lo que ocurrió» sobre la posible utilización de armas químicas por parte del gobierno sirio contra la población civil a principios de esta semana. Hagel consideró que las decisiones en respuesta al posible ataque con armas químicas deben hacerse con rapidez para evitar que se repita.

Puesta al día de posibles objetivos

Por otro lado, el Ejército estadounidense ha puesto al día su lista de opciones y posibles objetivos en Siria para que el presidente pueda tomar una decisión en caso de que decida intervenir en el conflicto, según informa la CNN.

Un alto cargo en el Departamento de Defensa ha explicado que se ha actualizado la lista de posibles objetivos para ataques aéreos y que los planes incluyen el posible uso de misiles de crucero, lo que no requeriría la presencia de aviones de combate estadounidenses en el espacio aéreo sirio.

No obstante, este responsable ha dejado claro que estos pasos se han dado «para dar al presidente un vasto y actualizado abanico de opciones», sin que en la reunión de seguridad celebrada el jueves en la Casa Blanca se tomara una decisión al respecto.

Al menos 1,300 muertos

La rebelde Coalición Nacional Siria (CNFROS) denunció que al menos 1,300 personas murieron el miércoles en un ataque lanzado por el régimen de Bachar al Assad en la zona de Guta Oriental, a las fueras de Damasco, acusaciones que fueron negadas por las autoridades sirias de manera inmediata.

Tras conocerse esas informaciones, Obama aconsejó cautela a quienes «tienen la noción, un tanto exagerada, de que, de alguna manera, Estados Unidos puede resolver problemas que son muy complejos», y demandan una intervención en los conflictos de Siria y de Egipto.

«Los estadounidenses esperan que yo, como presidente, reflexione seriamente sobre qué haremos y cuáles son nuestros intereses nacionales de largo plazo», aseguró el presidente estadounidense en una entrevista con CNN. «Hay reglas de las relaciones internacionales que debemos tomar en consideración», añadió. «Por otra parte todavía estamos en guerra en Afganistán, y también debemos tomar esto en cuenta».

Precisamente, según ha informado Reuters, los asesores de seguridad de Obama se reunirán este fin de semana en la Casa Blanca para debatir sobre las opciones que baraja Washington contra el Gobierno sirio en respuesta a los informes sobre el presunto uso de armas químicas por parte del Ejército en un ataque ejecutado el miércoles en la región de Damasco.

En caso de que Obama participe en dicha reunión, como parece probable, se trataría del primer encuentro de alto nivel desde el ataque. Pese a ello, fuentes oficiales han indicado que es posible que la misma se cierre sin una decisión final al respecto.

Siria responde ante posible intervanción

El Gobierno sirio ha advertido este sábado a Estados Unidos de que atacar su país «no será un picnic para nadie bajo ninguna circunstancia, porque una agresión tendría graves repercusiones y sería una bola de fuego que haría arder todo Oriente Medio».

En extractos de una entrevista difundidos por la televisión estatal siria, el ministro de Información, Omran al Zubi, consideró que las presiones de EE.UU. son una «pérdida de tiempo», y señaló que el Gobierno sirio «continuará su combate contra el terrorismo hasta el final». (EFE)

0 comentarios:

Publicar un comentario