domingo, 4 de agosto de 2013

20:04:00
LOS ÁNGELES, 4 de agosto.- Una joven italiana en luna de miel murió y otras 11 personas resultaron heridas al ser embestidas mientras caminaban por el paseo marítimo de Venice Beach, en Los Angeles, California.

El responsable: un automovilista que inmediatamente después huyó del turístico lugar sin detenerse a prestar auxilio a las víctimas.

Poco más tarde, la Policía local detuvo en Santa Monica a un hombre, sospechoso de ser el autor del atropello. Según medios estadounidenses, se trata de Nathan Campbell, de 38 años.

Las autoridades fijaron una fianza de un millón de dólares y confiscaron el vehículo, que fue trasladado a un depósito. 

El vehículo invadió la zona peatonal de Venice Beach.

La víctima mortal es una mujer italiana, Alice Gruppioni, de 32 años. La joven, oriunda de Pianoro, en la provincia de Bolonia, se encontraba en viaje de novios con su esposo, Christian Casadei, un arquitecto originario de Cesena que se encuentra hospitalizado, aunque sus condiciones no son graves. El marido no recuerda exactamente la dinámica de lo sucedido. "Es todo muy confuso”, aseguró Casadei, según refirió a ANSA el cónsul italiano, Giuseppe Perrone.

Un portavoz del Departamento de Bomberos de Los Ángeles, Brian Humphrey, explicó que el suceso se produjo el sábado, y que una de las víctimas está en estado crítico y otras dos graves, destaca la agencia Efe. La víctima murió en un hospital pocas horas después del incidente, dijo el teniente de policía de Los Angeles Andy Neiman, indica The Associated Press.


“Es terrible, estás en el momento más bonito de tu vida y te sucede algo tan dramático”, comentó por su padre Perrone, según el cual el marido de Alice está “destrozado”. Ambos se habían casado en Italia el pasado 20 de julio. El párroco de Pianoro que ofició el enlace, monseñor Paolo Rubbi, les recordaba hoy como dos muchachos “serios y sencillos” . Habían llegado a Los Angeles tras un viaje por el país, durante el cual habían visitado Monument Valley, el Gran Cañón y Las Vegas, entre otros sitios.
Auxilio a los heridos.


En un segundo, la felicidad de los recién casados, que caminaban de la mano por el lugar poco antes de la puesta de sol, se quebró.

La mujer, que era hija de un conocido empresario italiano, ex dirigente del Bologna calcio, murió en el hospital tras ser arrollada por el vehículo, que embistió a muchos otros transeúntes.

El automovilista, al volante de un sedán Dodge Avenger de color azul oscuro, circulaba a una velocidad de unos 30 kilómetros por hora por el paseo marítimo, lleno en ese momento de peatones, vendedores y artistas callejeros, y nunca se detuvo, precisaron medios estadounidenses. 


La joven que falleció se llamaba Alice Gruppioni y estaba en su luna de miel.

Según algunos testigos, el acto del automovilista pareció intencional, el hombre parecía tener pleno control del vehículo y arrolló a los transeúntes de forma voluntaria. “Cuando llegué vi a muchas personas en el suelo, ensangrentadas”, dijo uno de los testigos. “Fue horrible, quiero decir que es como si fuese una película, algo que nunca te esperas ver”, comentó otra.

Dos de los heridos se encuentran en condiciones muy críticas y otros dos en estado grave. No parece que el automovilista conociese a ninguna de las personas que atropelló, según fuentes de la policía.

El paseo marítimo de Venice Beach es un lugar de turismo conocido, donde abundan los restaurantes y las tiendas. El siniestro se produjo cerca de la intersección con Dudley Avenue, cuando el paseo estaba abarrotado de gente. (ansa / Univisión)

0 comentarios:

Publicar un comentario