sábado, 6 de julio de 2013

15:28:00
QUÉBEC, 6 de julio.- Una serie de violentas explosiones tras el accidente de un tren de carga devastó una pequeña ciudad en el sudeste de Canadá y unas 60 personas se encuentran desaparecidas, según reportaron hoy medios locales.


En la pequeña localidad de Lac-Mégantic, solamente a pocos kilómetros de la frontera con Estados Unidos, descarrilaron vagones que trasladaban petróleo y luego se prendieron fuego.

El diario "Le Journal de Montréal" reportó de cinco o seis explosiones, mientras que las llamas podían verse desde kilómetros de distancia. Al menos 30 edificaciones en la localidad se encuentran destruidas.

No había reportes sobre muertos ni heridos a 12 horas de sucedido el hecho. Una página rápidamente abierta en Facebook buscaba ayudar a localizar a los desaparecidos. De momento se desconocen las causas del accidente.

El incidente se produjo una hora después de la medianoche, a unos 250 kilómetros al este de Montreal. De acuerdo con el "Journal", casi todos los 73 vagones se vieron involucrados en el accidente. Las explosiones desataron un gran incendio en la ciudad.

Unas mil personas debieron abandonar sus viviendas. Durante el combate del fuego, también prestaron ayuda bomberos del cercano Estados Unidos. Una parte del crudo fluyó al lago que le da nombre a la localidad.

"Cuando se ven los daños, no se sabe cómo sobreponerse a esto", declaró la alcaldesa, Colette Roy-LaRoche. "Pero puedo decir que todos los que participaron ayudaron mucho. Hicimos todo lo humanamente posible".

Lac-Mégantic es una pequeña localidad con unos 6 mil habitantes, ubicada en la provincia francesa de Québec. (La Jornada)

0 comentarios:

Publicar un comentario