lunes, 8 de julio de 2013

14:20:00
TURQUÍA, 8 de julio.- Un fumador de toda la vida dispuesto a dejar de fumar, ha tomado medidas drásticas para dejar el hábito. Bloqueó su cabeza con una jaula que le impide poner un cigarrillo en la boca.


Cómo informa el Daily Mail, Ibrahim Yücel es tan inseguro de su propia fuerza de voluntad que prefiere confiar en un extraño dispositivo. Él le entrega las llaves de la jaula a su familia para no se sentirse tentado a liberarse.

El hombre turco, que se inspiró una campaña de salud sobre los cascos de seguridad utilizados por los motociclistas, ha fumado dos paquetes de cigarrillos al día desde los 16 años.

Ahora tiene 42, y al ver que su padre murió de cáncer de pulmón, ha estado desesperado por dejar de fumar por el bien de su salud y su familia.

En estos 26 años de fumador activo, ha realizado varios intentos de abandonar, pero siempre ha vuelto a la costumbre a pesar de sus esfuerzos. Así que Yücel, de la occidental provincia de Kütahya, diseñó el casco, similar a una jaula, lo que le impide fumar un cigarrillo en absoluto. (infobae)