lunes, 8 de julio de 2013

16:20:00
MÉRIDA, Yucatán, 8 de julio.- 106 cárceles municipales fueron supervisadas por la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (CODHEY), en las cuales se detectó una carencia de control y registro de detenidos, así como condiciones insalubres en la mayoría de sus celdas.


Se verificó además las condiciones de ingreso y permanencia de los detenidos y los suicidios registrados en los municipios de Umán, Tetiz, Valladolid y Chixulub Pueblo, por lo que se destacó la urgencia de tomar medidas que ayuden a evitar estos acontecimientos.


Asimismo durante la visita a las celdas, cuyo objetivo primordial es constatar que sean respetados los derechos de las personas arrestadas se detectó que solo el 30 por ciento de las cárceles cuentan con un registro de detenidos, en este punto,  el personal de las comandancias desestimó llevar un registro argumentando la falta de necesidad debido al bajo número de arrestos que se registran.

Cabe señalar que alrededor de un 72 por ciento de los lugares visitados se encontró que el personal de la comandancia desconoce la existencia de reglamentaciones, tales como los bandos de policía y buen gobierno de sus comunidades. Solo el 40 por ciento de las Direcciones de Policía han recibido capacitación.

Solo 14 Direcciones han realizado una revisión médica a los detenidos antes de entrar a las celdas, el resto señaló que no llevan acabo la práctica debido a la carencia de personal médico.

La revisión arrojó que el 90 por ciento de los arrestos están relacionados con el consumo de alcohol y son dejados en libertad 12 horas después.

Las celadas cumplen los requisitos mínimos de higiene, no cuentan con un lugar de descanso y son espacios muy pequeños, carecen además de iluminación natural y/o artificial y no cuentan con un sanitario, la limpieza es deplorable y no hay personal que se ocupe de la actividad por lo que es frecuente que se observen heces fecales, orines y comida putrefacta. (UN1ÓN Yucatán)

0 comentarios:

Publicar un comentario