domingo, 30 de junio de 2013

11:00:00
Artículo publicado originalmente el miércoles 12 de enero de 2011 por JMRM en otro portal. Cabe destacar que esta empresa sigue, hasta la fecha, distribuyendo su publicidad de la misma manera.

Todos los días, de manera sistemática, los postes de luz, teléfonos públicos, árboles e inclusive fachadas de varios comercios de las calles más transitadas por peatones del Centro Histórico de la ciudad de Mérida son llenados de volantes anónimos donde se ofrece un trabajo como auxiliar de oficina o supervisor. Los anuncios, que no contienen el nombre de ninguna empresa, invitan a llamar por teléfono para fijar una cita o bien a presentarse en persona a sus oficinas.

Uno de los cientos de volantes que saturan el centro histórico.

El hecho de que estos volantes sólo pidan secundaria como mínimo grado de estudios y ofrezcan una paga superior a $900.00 semanales por realizar "actividades sencillas" medio tiempo los hace tentadores para muchos estudiantes y jóvenes desempleados, en especial en estos tiempos donde las oportunidades en prácticamente todo el mercado laboral son escasas y usualmente mal pagadas.


Aunque detalles como el sueldo a pagar, número de teléfono al cual llamar, por quién preguntar, etc. siempre varían, lo que no cambia es la dirección de sus oficinas / centro de reclutamiento.

Uno de los cientos de volantes que saturan el centro histórico.

El edificio en cuestión no muestra el nombre de la empresa en la fachada ni en el interior. Una vez allí, se explica a los aspirantes que trabajarán para Profine (Proyecto Financiero Empresarial), que distribuye una línea de cosméticos. La labor de los seleccionados será, básicamente, atender teléfonos y reclutar a más personas, ya que su sueldo se define en base a resultados, lo cual explica el hecho de que los jóvenes trabajadores, intentando ganarse la vida, llenen la ciudad de basura. La persistencia de esta práctica, que ya tiene varios años, nos permite inferir que la empresa la tolera o, en el peor de los casos, la promueve.

Estos anuncios también son comunes en las secciones de empleo de los principales rotativos locales. Se pueden identificar fácilmente ya que sólo se da el primer nombre de la señorita por la cual preguntar.

Aspirantes desengañados utilizan la red para exponer a Profine

En una bitácora llamada "El Rincón del Muffin", Mauricio Metri (un blogger local) narra su experiencia intentando obtener un trabajo en esta compañía y explica los motivos de su decepción.

En su artículo, publicado en noviembre de 2008, el autor explica que no les ofrecieron un empleo, sino una "oportunidad de negocio". La diferencia, por supuesto, es que al no llamarles empleados, la empresa se siente justificada para no otorgarles ciertas prestaciones de ley, como IMSS e Infonavit, según explica el usuario, cuyos alegados fueron confirmados por gran parte de los usuarios que dejaron comentarios en su blog.

En Apestan.com, portal utilizado para denunciar públicamente a compañías por prácticas deshonestas o descorteces, una simple queja contra la susodicha empresa ha sido leída más de 4,700 veces. En ella, el usuario en cuestión alega que le pidieron pagar cierta cantidad para "invertir".

Nota: No se incluyen la dirección ni teléfonos de esta empresa ya que el fin de este artículo no es hacerle publicidad gratuita. (JMRM)

0 comentarios:

Publicar un comentario