sábado, 29 de junio de 2013

03:55:00
El documento data de 1610

MÉRIDA, Yucatán, 29 de junio.- Uno de los documentos más antiguos de la época colonial del estado, Un Proceso de Probanza de Hidalguía. Siglo XVII, de Francisco López de Sarria, que data del año 1610, puede ser consultado a través de Internet, accediendo al sitio electrónico de la Biblioteca Virtual de Yucatán: www.bibliotecavirtualdeyucatan.com.mx


El documento, de 92 páginas, se pude ver en el siguiente enlace.

El Gobierno del Estado, a través de la Secretaría de la Cultura y las Artes (SEDECULTA), pone a disposición del público este material, el cual forma parte de la estrategia de conservación de documentos históricos y de gran valor para el estudio académico e interés social.


El historiador Joed Peña Alcocer señaló que el libro documenta el caso del español Francisco López de Sarria, avecindado en Valladolid, Yucatán, el cual tuvo que realizar un juicio para demostrar su hidalguía en España.

Actualmente, el texto se encuentra resguardado en la Biblioteca Yucatanense y fue digitalizado para su consulta en la Biblioteca Virtual de Yucatán. 

Fue publicado como segundo volumen en la serie “Silvio Zavala, documentos para la historia colonial de Yucatán”, con la colaboración de los investigadores Genny Negroe Sierra, Pilar Zabala Aguirre, Pedro Miranda Ojeda y Guadalupe Cámara Gutiérrez.

Peña Alcocer resaltó la importancia del manuscrito por su carácter artístico, ya que contiene elementos gráficos a color que muestran hombres vestidos con armaduras de caballeros y a su familia arrodillada ante figuras del catolicismo como el Santísimo y la Trinidad, demostrando con ello la fidelidad a la corona y a los ideales del reino. 

El entrevistado recordó que durante el período virreinal en España, y posteriormente en la Nueva España, existieron estratos sociales, desde el pueblo llano hasta los grados de nobleza, dentro de los cuales se encontraba la hidalguía, el cual confería ciertos privilegios ante la sociedad, como la exención de impuestos o la preferencia a ciertos trabajos.

Agregó que muchos hidalgos no contaban con un documento que reconociera por escrito su pertenencia a dicho estado, y por ello, cuando alguien cuestionaba su legitimidad, entablaban pleitos para que se les fuera reconocida su nobleza. Como resultado se generaban las probanzas de hidalguía, documentos que reconocían el estatuto tanto del individuo como de su familia. 

Durante el juicio se buscaba probar dos cosas, por un lado la limpieza en la sangre, la cual demostraba que el linaje era español puro, sin existir mezcla con judíos o moros, y por otra parte, la fidelidad al catolicismo de la corona española.

En el caso de Francisco López de Sarria, su demanda surgió “porque el concejo y vecinos de la villa de Magaz, donde el demandante era propietario de unas tierras, lo habían empadronado hacía poco tiempo en el registro de pecheros (condición social que pagaba un impuesto mensual) y le habían incautado cierta cantidad de trigo. El demandante presentó bajo juramento estos hechos, y, por todo ello, solicitó a los alcaldes de Hijoshidalgos su probanza de hidalguía”. (Boletín del Gobierno del Estado de Yucatán)

0 comentarios:

Publicar un comentario