miércoles, 19 de junio de 2013

03:41:00

Su Ferrari blanco ha vuelto a general dolor de cabeza a Justin Bieber. La policía ha investigado al cantante por el posible atropello de un fotógrafo, aunque finalmente no acusará a Bieber, quien aseguró no haberse percatado de que embestía al cámara. Según TMZ, la investigación policial ha concluido que la culpa fue del fotógrafo por encontrarse en el medio de la calzada.


Todo sucedió anoche a la salida de una discoteca de Sunset Boulevard, a la que la estrella adolescente había acudido acompañado del rapero Lil Twist. Varios paparazis esperaban fuera.


Todo sucedió anoche a la salida de una discoteca de Sunset Boulevard, a la que la estrella adolescente había acudido acompañado del rapero Lil Twist. Varios paparazis esperaban fuera.


Según TMZ, Justin avanzó con su vehículo y aunque los fotógrafos se apartaron uno quedó aprisionado entre el Ferrari y otro coche aparcado. Bieber no aparcó, aunque según esta web no queda claro si el cantante sabía que el paparazi acababa de ser golpeado. 


Una ambulancia lo condujo a un hospital cercano, aunque la policía asegura que no resultó gravemente herido. De inmediato, la policía de Los Ángeles abrió una investigación en el incidente y contactó con Bieber y sus representantes legales.



El mes pasado, la policía abrió una investigación al cantante por conducción temeraria después de que sus vecinos denunciasen que circulaba por su urbanización a toda velocidad. También, a bordo de su Ferrari blanco.

0 comentarios:

Publicar un comentario