domingo, 23 de junio de 2013

20:16:00
MÉXICO, 23 de junio.- Especialistas calculan que hay 13 millones de mexicanos con diabetes, pero 6.4 millones no saben que padecen la enfermedad, lo que redundará en el aumento alarmante de complicaciones crónicas, como ceguera o amputaciones, así como daños renales y cardiacos.


De acuerdo con el investigador Fernando Lavalle, de la Clínica de Diabetes del Hospital Universitario de Monterrey, Nuevo León, desde la Encuesta Nacional de Salud de 2006 se demostró que por cada diabético que sabe que tiene la enfermedad, hay uno que lo ignora.


El integrante de la Asociación Internacional de Diabetes sostuvo que esos son datos que la Secretaría de Salud (SSA) aún no revela porque aún se encuentran en análisis las muestras de sangre que tomaron para la Encuesta Nacional de Salud 2012, problemática que también enfrenta porque "la gente se cree sana" y no se atiende.

"Se calcula que la gente que sabe ahorita que tiene la enfermedad son 6.4 millones; entonces son 13 millones, porque por cada uno que ya está diagnosticado hay uno que no lo conoce, datos que todavía no revela la Secretaría de Salud pero lo esperado es que este número se duplique", lamentó el endocrinólogo.

En el marco de la 73 sesión de la Asociación Americana de Diabetes (ADA), Lavalle insistió que de esos 6.4 millones que sí están diagnosticados, 30 por ciento sufren afectaciones crónicas, es decir que tienen daño en riñones, pies, corazón y ojos.

Respecto a las afectaciones oculares, el coordinador de la Región Norte de la Asociación Latinoamericana de Diabetes (ALAD) afirmó que en siete por ciento de los diabéticos ya hay ceguera.

Esa situación, dijo, se debe principalmente a que de los 6.4 millones que conocen de su enfermedad, 40 por ciento abandonan el tratamiento o simplemente no se atienden, factor que también es determinante en la causa de 70 mil muertes que se registran al año por complicaciones.

Lavalle González resaltó que el panorama para México no es nada agradable, pues el pronóstico de la prevalencia en países en desarrollo es un aumento de por lo menos 50 por ciento de los casos en los próximos 15 años.

El especialista que participó en la elaboración de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012, dijo que la diabetes se disparó en los últimos seis años de 4.5 millones a 6.4 millones de enfermos diagnosticados, de los cuales 85 por ciento no están controladas y 30 enfrentan complicaciones crónicas.

Esa situación se agravará si se tiene en cuenta que otras 6.4 millones de personas desconocen que tienen la enfermedad, por lo cual tendrán una serie de problemas crónicos que también duplicarán las enfermedades crónicas.

El también ex presidente de la Federación Mexicana de Diabetes (FMD) recordó que esta enfermedad no se cura, además de que su control y prevención depende fundamentalmente de la alimentación sana y el ejercicio. (Notimex)

0 comentarios:

Publicar un comentario