domingo, 23 de junio de 2013

17:20:00
Eduardo Ibarra Aguirre / Utopía 1267 / (23-VI-13)

Un buen servicio le presta Jesús Zambrano a Enrique Peña, fuera del Pacto por México, con motivo de la invitación que le hizo el otrora jefe de Gobierno del Distrito Federal al titular del Ejecutivo, para sostener un debate en torno a la reforma constitucional petrolera que ofreció al Grupo de los Ocho, para el próximo martes a las 20 horas.

Peña Nieto ni siquiera se molestó en responderle a Ebrard Casaubon la respetuosa invitación, en la que incluso pondera “salvo que usted considere que su partido puede salir afectado por el periodo electoral inmediato”.

Mas el presidente del Partido de la Revolución Democrática se fue con todo contra su jefe institucional por unos días en diciembre de 2006 en el GDF, sólo porque Marcelo Ebrard  dijo al diario El Universal “hay una sombra de desconfianza” en Zambrano Grijalva, porque “sistemáticamente niega” que exista algún acuerdo en materia petrolera.

Está en su derecho quien fue integrante de la Liga Comunista 23 de Septiembre, conocido entonces como El Tragabalas, a defenderse y puntualizar que “no se ha cruzado ni media palabra ni dentro ni fuera del Pacto (por México) en relación con la reforma energética ni la fiscal”. Pero Zambrano fue mucho más allá, a descalificar al portador de unas ideas para la discusión, y así pasen a tercer plano.



“Anda como borracho de cantina, por debajo de las mesas preguntando qué me miras para buscar pleito con alguien que ni siquiera pretende que haya pleito”, respondió Jesús Zambrano poniendo en evidencia que su compañero de partido pero no de sector, y acaso próximo sustituto en la cúpula perredista, le pisó un doloroso callo. Y reaccionó al viejo estilo de las izquierdas, contra los de casa y ofendido: “Que no se le olvide a la gente que Marcelo no va a venir a dar lecciones de confianza. Cuando nosotros desde la izquierda luchábamos contra Carlos Salinas él era el principal operador de Salinas. Hoy está con nosotros, qué bueno. Pero que no venga a poner pruebas de actuación”. Tardó mucho el sonorense de Empalme en verbalizar lo que es del dominio público desde 1988-94.

Y Ebrard aprovechó para revirar directo: “El debate que planteo es con Peña, pleito con ninguno. Sí, espero respuesta del Presidente, pero de la República”.

Lo cierto es que la pregunta nodal sigue en pie y el intercambio de frases no la clarifica y no por la baja credibilidad de Zambrano en las izquierdas y hasta entre periodistas que aseguran, como Rafael Cardona en El Centro del Debate (22-VI-13), “ése va a firmar lo que le pongan enfrente”.

Porque, en efecto, si el mexiquense de Atlacomulco dijo “ya lo tenemos acordado en el seno del Pacto por México”, como arguye Ebrard, “entonces quiere decir que algo ya se habló ahí. Ni modo que Peña vaya a decir ahí una cosa que no tenga un fundamento”. Para decirlo de otra manera, uno de los dos, Peña o Zambrano, faltan a la verdad.

Empiezan a expresarse los deslindes con el proyecto de Peña en materia petrolera sin que se conozca todavía una propuesta por escrito. Jesús Ortega niega con la cabeza ante colegas la posibilidad de una alianza con el Movimiento Regeneración Nacional. El líder de éste expresa su apoyo al debate Ebrard-Peña. Alejandro Encinas avizora un ejercicio multiplicador de la unidad en la acción entre las izquierdas, gracias al madrugador anuncio presidencial.

Y el senador Javier Corral adelanta: “Compartir la renta petrolera con trasnacionales tendrá una férrea oposición de mi parte y de otros panistas”, a la vez que critica a Ernesto Cordero por ponerse “como tapete” con Los Pinos para disputar la interlocución a Gustavo Madero.

Acuse de recibo

Raúl Espinoza Gamboa puntualiza: “Hace ya algunos días (22-V-13) publicaste una nota (en Utopía) refiriendo a don Francisco I. Madero y a su nieto, el actual dirigente del PAN. En ambos casos cometes un error, pero te aclaro que hasta hoy te envío estas líneas pues no es mi intención hacer polémica contigo. De don Francisco te envió la copia de su acta de nacimiento la cual no deja dudas. En cuanto al dirigente del PAN yo tengo la duda que sea su nieto, pues hasta donde sé no tuvo hijos. En todo caso te solicito que cuando te refieras a algún personaje histórico si no tienes la referencia correcta no la publiques porque afecta a Forum que es una revista que ya se ganó, junto contigo, un lugar también histórico que hay que cuidar”… Muchas gracias, Gustavo Enrique Madero Muñoz es nieto de Evaristo Madero González, hermano menor de don  Francisco Ygnacio y don Gustavo Adolfo… Dice el general Roberto Badillo “Éstas compras pueden ser perfectamente incluidas y de hecho están en mi libro La crisis sigue: Los banqueros responsables. Masacre mundial de bancos y empresas, aquí puedes incluir a Modelo y a Banamex. Lo anterior demuestra que lo que digo en mis libros es irrefutable hasta ahora”… Los coautores de Soy un hombre de pluma y me llamo Renato invitan a “Un trago por Leduc”, en la presentación el 25, a las 18:45 horas, en Plaza de la Constitución 1, Tlalpan.

                                                                                                                                  www.forumenlinea.com

0 comentarios:

Publicar un comentario