miércoles, 19 de junio de 2013

01:37:00
MÉRIDA, Yucatán, 18 de junio.- El Ayuntamiento puso en funcionamiento las dos bodegas en las que deposita las luminarias de leds propiedad de la empresa AB&C Leasing que son retiradas de las calles y avenidas de Mérida, al terminar anticipadamente el contrato de arrendamiento, para sustituirlas con otras de vapor de sodio, propiedad de los meridanos.
Para ese proceso, el Ayuntamiento ha establecido un estricto control, tanto de seguridad como de operatividad, para proteger los equipos desinstalados e incluso establecer con precisión de qué lugar fueron retirados.
Jorge Gamboa Wong (camisa a cuadros) y Roger Echeverría Calero, directores de Administración y de Servicios Públicos Municipales, respectivamente, son los responsables de la recepción y resguardo de las luminarias.
Una de las bodegas se encuentra en la colonia Plan de Ayala Sur, calle 193 por 50, y la otra en el Periférico, cerca del CRIT. En el Sur descargarán Amazonas Grupo Constructor y Suministros Eléctricos Grupo Ferretero, que trabajan en ese sector de la ciudad, en tanto que en la del Periférico se captarán las que lleven Compañía Fernández, Diseño Tecnológico e Iluminación del Sureste, que instalan las nuevas lámparas de sodio y retiran las de “leds”, en el sector Norte.
El personal a cargo de la recepción constará de cuatro a cinco personas y laborará de 7 a 23 horas en dos turnos, de lunes a sábado.
En rueda de prensa que ofrecieron en la bodega del Sur de la ciudad, Jorge Gamboa Wong y Roger 
Echeverría Calero, directores de Administración y de Servicios Públicos Municipales, respectivamente, informaron del proceso a seguir para la recepción y resguardo de las luminarias.
Los funcionarios explicaron lo siguiente:
—Al ser retirada cada luminaria, por medio de celular se geoposicionará el sitio del cual es desinstalada para tener un mejor control. Al llegar a la bodega respectiva, se descargarán todos los datos en el sistema de cómputo; cada equipo será probado en el almacén para determinar su estado, así como también cuál es su potencia, ya sea de 40 y hasta 120 watts. Mediante este control se sabrá el número de lámparas que realmente instaló AB&C Leasing, excepto aquéllas que, por ejemplo en accidente, fueron retiradas. No se contabilizan para este proceso las luminarias tipo colonial mexicana y de hacienda y las “lumas”, que están en parques, porque son propiedad del Ayuntamiento ya que la empresa sólo instaló el balastro y la lámpara.
—Las luminarias serán guardadas en los empaques de las de sodio que están siendo instaladas, para su protección y control. Periódicamente, un notario dará fe del contenido de cada bodega.
—Habrá seguridad privada para resguardar las bodegas, así como un seguro para los equipos. Incluso, los depósitos fueron fumigados para evitar que alimañas dañen las lámparas retiradas.

0 comentarios:

Publicar un comentario